Habí­a una vez un circo…

circo-price-carteles-madrid.jpg
A finales del siglo XIX, Madrid poseí­a una gran tradición circense, y se proyectaron y construyeron nada menos que diez circos estables en la capital, además de los ambulantes. Fue en esa época cuando el acróbata inglés Thomas Price, tuvo la idea de abrir un circo estable en Madrid (aunque asociar un circo a algo que no sea movimiento sea un poco extraño…), y aunque murió sin poder verlo, William Parish, el marido de su hija, abrió en 1860 las puertas de un teatro dedicado al circo en el Jardí­n de las Delicias, junto al Paseo de Recoletos. En 1880 trasladó la compañí­a al solar del antiguo Teatro del Circo (creado en 1834 y destruido en 1876 por un incendio) y se decidió a crear el circo más grande, moderno y espectacular del mundo, logrando abrir en ese mismo año un edificio muy avanzado para el momento, con el nombre de Circo Price.

Durante años hubo actuaciones permanentes de animales exóticos, payasos, funambulistas, malabaristas… y el circo adquirió fama mundial con grandes figuras que desfilaron por su pista. Fue, junto al Cirque d`Hiver de Parí­s el templo del circo en Europa (el francés sigue en pie como un icono de su arquitectura del siglo XIX). Los bombardeos de la Guerra Civil acabaron con el edificio, y en 1940 se recuperó de nuevo. Y tras más de un siglo de actuaciones, en 1970 se cerró y derribó (sobre el lugar se construyó, paradójicamente, el edificio que hoy aloja al Ministerio de Cultura).

teatro-circo-price-madrid.jpg
Ahora esta idea se recupera, y bajo la promoción de la Concejalí­a de las Artes, y tras una larga espera, el circo estable de Madrid acaba de reabrir sus puertas bajo el nombre de Teatro Circo Price, recogiendo el testigo del mí­tico circo en un edificio que ofrece un espacio escénico polivalente donde, además de espectáculos circenses, se desarrollarán actuaciones de magia, conciertos y representaciones teatrales.

El proyecto, del arquitecto Mariano Bayón, se ha levantado sobre la antigua fábrica de galletas Pacisa, en la extensión del eje cultural Prado-Recoletos, en pleno centro de Madrid. Es un conjunto de piezas poliédricas (prismas de base rectangular, circular y trapezoidal encajadas en secuencia) que conforman seis edificios, rodeados de espacios al aire libre, con varias entradas perimetrales.
El nuevo circo tiene cafeterí­a, tienda, salas de exposiciones, salas de ensayos, dársena, un graderí­o para 2.254 persoans y una pista elevable, que se transforma en un escenario de hasta 30 metros de fondo. Se han analizado los diseños de otros circos estables como los que tienen Mosc?? o Lisboa, o del que se está construyendo en Quebec, y se ha tenido en cuenta para el mecanismo del escenario las diferentes posibilidades de usos de la pista, puesto que no es lo mismo un elefante que un caballo o no usar animales y que sólo figuren artistas.

Gracias a De Madrid al Cielo por un seguimiento tan completo;


Planta
y sección;
Imagen de la fachada del tambor del circo;
En esta página podréis leer su historia, e incluso ver decenas de carteles anunciadores que el Circo Price pegaba por las calles de Madrid;
El Circo Price en Madrid Histórico;

Artí­culo en Madridiario; Artí­culo en ElPaí­s.com; Artí­culo en 20minutos;

Pasen y vean…
Teatro Circo Price;