201004131212.jpg

iconográfico

201004131212.jpg untitled.jpg

En 1983 cuando se estaba creando “el ordenador” que revolucionaría la computación personal, Susan Kare la diseñadora de la mayor parte de la interface gráfica de la Mac, decidió que 32×32 (además en aquel entonces era solo blanco y negro) era un lienzo suficiente para expresar la esencia de una aplicación o botón de interface y así de paso definir uno de los iconos (valga la redundancia) de nuestra vida cotidiana: Los iconos. Después de su trabajo en mac, susan lo hizo para IBM OS/2, Windows, y más recientemente trabaja para facebook, coronandola así como la verdadera reina de la iconografía.

Hoy me he cruzado con esta joya de Jaime Eizaguirre  via | ecosistema urbano en la que se ha propuesto dibujar iconos de icónicos edificios con sólo 20×20 pixeles (le dejé una nota par que lo haga en el tamaño estándar de 32×32, como la mac original). Son divertidísimos además de geniales… a ver, mi estimado lector, si sabes identificar qué edificios son?

Lo que sería ideal sería organizar una colección de iconos, si tienes alguno envialo a info@edgargonzalez.com.

update, pero qué velocidad, cecilia nos envia los suyos

micro.jpgmicro2.jpgmicro3.jpg

micro3.jpg untitled.jpg untitled.jpg

Edgar Gonzalez

Editor en Jefe de edgargonzalez.com.. Profesor / conferenciante en varias universidades. y Consultor de tendencias e innovación en la intersección entre la arquitectura/diseño, tecnología y difusión desde EGD (Edgar Gonzalez Design). - Es mexicano, arquitecto e iconoclasta de vez en cuando, aunque no necesariamente en ese orden.

edgar ha escrito 5847 post(s) en edgargonzalez.com



7 replies
  1. cecilia says:

    gracias :), si 32×32
    y el tuyo/s edgar?
    animaros es divertido y se hacen en un santiamén

    Reply

Trackbacks & Pingbacks

  1. [...] Gehry, para complicar un poco más las cosas. Esta vez, en 32×32 pixels (que según indicaba Edgar, parece ser que es el tamaño estándar de [...]

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Tú qué opinas mi estimado lector?