Balkrishna Doshi [Pritzker 2018]

Balkrishna Doshi courtesy of VSF

 

El Profesor Balkrishna Doshi (90), de la India, ha sido seleccionado ganador del Premio Pritzker 2018.

Arquitecto, Planificador Urbano y Educador desde hace más de 70 años

 

Te cuento la biografía de Balkrishna, un tanto desconocido en los circutitos habituales de la arquitectura.

Nacido en la ciudad de Pune en la India en 1927, de una familia de fabricantes de muebles, desde muy pequeño mosto habilidades para el arte y empezó a estudiar en 1947 en la escuela de arquitectura de Mumbai, la escuela más antigua de la India. Después de graduarse viaja a Londres y luego a Paris donde trabajó con Le Corbusier y en 1954 regresa a la India para supervisar los proyectos de LC en Chandigarh y Ahmedabad. En 1962 Doshi trabajó con Louis Kahn en el Instituto de Management de Ahmedabad y siguió colaborando con él por mas de 10 años.

 

En 1956 fundó su despacho Vastushilpa, y ha completado más de 100 proyectos desde entonces de todo tipo, institucionales, complejos multiuso, vivienda, espacio público, galerias, y residencias privadas.

En 1978 establece la Vastushilpa Foundation para estudios e investigacion del diseño ambiental, para trabajar con el diseño indigena y estandares de planeamineto apropiados para las condiciones socioculturales y medioambientales de la India. 

Doshi es fundador de la esculaa de arquitectura y planeamineto de Ahmedabad, actuallmente llamada CEPT University de la cual es Decano Emerito.

Tiene infinidad de premios  como : Oficer of the Order of Arts and Letters of France (2011); Global Award for Lifetime Achievement for Sustainable Architecture, Institut Francais d’Architecture, Paris (2007); Prime Minister’s National Award for Excellence in Urban Planning and Design, India (2000); Aga Khan Award for Architecture (1993-1995) for Aranya Community Housing; Gold Medal, Academy of Architecture of France (1988); Gold Medal, Indian Institute of Architects (1988); and Padma Shree National Award, Government of India (1976). Es Fellow de la AIA y fué jurado del premio Pritzker de 2005-2007 y parte del comité de selección del Centro de las Artes Indira Gandhi y el Premio Aga Khan.


 

Acta del Jurado

 

El arquitecto indio Balkrishna Doshi ha exhibido continuamente los objetivos del Premio Pritzker de Arquitectura al más alto nivel. Ha practicado el arte de la arquitectura, contribuyendo sustancialmente a la humanidad, durante más de 60 años. Al otorgarle el galardón de este año, el jurado del Premio Pritzker reconoce su excepcional arquitectura reflejada en más de cien edificios construidos; su compromiso y su dedicación a su país y las comunidades a las que ha servido; su influencia como docente y el ejemplo sobresaliente que ha establecido para profesionales y estudiantes de todo el mundo a lo largo de su carrera.

 

Doshi, como lo llaman cariñosamente sus más cercanos, trabajó con dos maestros del siglo XX: Le Corbusier y Louis Kahn. Sin duda, las primeras obras de Doshi fueron influenciadas por estos arquitectos, como se puede ver en sus formas robustas en hormigón. Sin embargo, Doshi llevó el lenguaje de sus edificios más allá de estos primeros modelos. Comprendiendo y apreciando las profundas tradiciones de la arquitectura de la India, unió la prefabricación y la artesanía local y desarrolló un vocabulario en armonía con la historia, la cultura, las tradiciones locales y los tiempos cambiantes de su país de origen.

 

Con los años, Balkrishna Doshi ha creado siempre una arquitectura seria, nunca llamativa o enfocada en las tendencias. Con un profundo sentido de la responsabilidad, y un deseo de contribuir a su país y su gente a través de una arquitectura auténtica y de alta calidad, ha creado proyectos públicos, instituciones educativas y culturales, y viviendas para clientes privados, entre otros.

 

Realizó su primer proyecto de vivienda para personas de bajos ingresos en la década de 1950. Al respecto, Doshi declaró en 1954: “parece que debería prestar juramento y recordarlo durante toda mi vida: proporcionar vivienda adecuada a la clase más baja”. Cumplió con este juramento personal en proyectos como la ‘Vivienda de Bajo Costo Aranya’ (1989), en Indore, en el centro-oeste de la India, y en la ‘Vivienda Cooperativa de Ingresos Medios’ (1982), en Ahmedabad, India, entre muchos otros. La vivienda como refugio no es más que un aspecto en estos proyectos. Toda la planificación de la comunidad, la escala, la creación de espacios públicos, semipúblicos y privados, son un testimonio de su comprensión de cómo funcionan las ciudades y la importancia del diseño urbano.

 

Doshi es muy consciente del contexto en el que se ubican sus obras. Sus soluciones toman en consideración las dimensiones sociales, ambientales y económicas de manera que su arquitectura está totalmente comprometida con la sustentabilidad. El uso de patios y pasillos cubiertos, como en el caso de la Escuela de Arquitectura (1966, ahora parte del CEPT); la Junta de Electricidad de Madhya Pradesh en Jabalpur (1979) o el Instituto de Administración de India en Bangalore (1992), Doshi ha creado espacios protegidos del sol y que atrapan la brisa, proporcionando una sensación de disfrute y confort dentro de los edificios.

 

En el propio estudio del arquitecto, llamado Sangath (Ahmedabad, India, 1980), podemos ver las sobresalientes cualidades del enfoque con el que Balkrishna Doshi entiende la arquitectura. La palabra Sangath significa “moverse juntos” o “acompañar” en sánscrito. Como un adjetivo, encarna lo que es apropiado y relevante. Las estructuras son semi enterradas y están totalmente integradas con las características naturales del sitio. Hay fluidez entre las terrazas, espejos de agua, montículos y bóvedas, los cuales son elementos formales distinguidos. Hay variedad y riqueza en los espacios interiores que tienen distintas cualidades lumínicas, distintas formas y usos pero que al mismo tiempo que se unifican mediante el uso de concreto. Doshi ha logrado crear equilibrio y paz entre todos los componentes – materiales e inmateriales- el cual resulta en un total que es mucho más que la suma de las partes.

 

Balkrishna Doshi ha demostrado constantemente que toda buena arquitectura y planificación urbana no sólo debe unir propósito y estructura sino que debe tomar en cuenta el clima, el sitio, técnicas y artesanías junto con un profundo entendimiento y apreciación por el contexto en su sentido más amplio. Los proyectos deben ir más allá de lo funcional para conectarse con el espíritu humano mediante fundamentos poéticos y filosóficos. Por sus numerosas contribuciones como arquitecto, urbanista y docente, por su firme ejemplo de integridad y sus incansables contribuciones a la India y más allá, el jurado del Premio de Arquitectura Pritzker elige a Balkrishna Doshi como el ganador del premio Pritzker 2018.

 

 


 

Jury Citation

Indian architect Balkrishna Doshi has continually exhibited the objectives of the Pritzker Architecture Prize to the highest degree He has been practicing the art of architecture, demonstrating substantial contributions to humanity, for over 60 years By granting him the award this year, the Pritzker Prize jury recognizes his exceptional architecture as re ected in over a hundred buildings he has realized, his commitment and his dedication to his country and the communities he has served, his in uence as a teacher, and the outstanding example he has set for professionals and students around the world throughout his long career

Doshi, as he is fondly called by all who know him, worked with two masters of the 20th century— Le Corbusier and Louis Kahn Without a doubt, Doshi’s early works were in uenced by these architects as can be seen in the robust forms of concrete which he employed However, Doshi took the language of his buildings beyond these early models With an understanding and appreciation of the deep traditions of India’s architecture, he united prefabrication and local craft and developed a vocabulary in harmony with the history, culture, local traditions and the changing times of his home country India

Over the years, Balkrishna Doshi has always created an architecture that is serious, never ashy or a follower of trends With a deep sense of responsibility and a desire to contribute to his country and its people through high quality, authentic architecture, he has created projects for public administrations and utilities, educational and cultural institutions, and residences for private clients, among others

He undertook his rst project for low-income housing in the 1950s Doshi stated in 1954, “It seems
I should take an oath and remember it for my lifetime: to provide the lowest class with the proper dwelling ” He ful lled this personal oath in projects such as Aranya Low-cost Housing at Indore, 1989, in central-west India and the Co-Operative Middle Income Housing, Ahmedabad, India of 1982, and many others Housing as shelter is but one aspect of these projects The entire planning of the community, the scale, the creation of public, semi-public and private spaces are a testament to his understanding of how cities work and the importance of the urban design

Doshi is acutely aware of the context in which his buildings are located His solutions take into account the social, environmental and economic dimensions, and therefore his architecture is
totally engaged with sustainability Using patios, courtyards, and covered walkways, as in the case of the School of Architecture (1966, now part of CEPT) or the Madhya Pradesh Electricity Board in Jabalpur (1979) or the Indian Institute of Management in Bangalore (1992), Doshi has created spaces to protect from the sun, catch the breezes and provide comfort and enjoyment in and around

the buildings

In the architect’s own studio, called Sangath (Ahmedabad, India, 1980), we can see the outstanding qualities of Balkrishna Doshi’s approach and understanding of architecture The Sanskrit word Sangath means to accompany or to move together As an adjective, it embodies that which is appropriate or relevant The structures are semi-underground and totally integrated with the natural characteristics of the site There is an easy ow of terraces, re ecting ponds, mounds, and the curved vaults which are distinguishing formal elements There is variety and richness in the interior spaces that have different qualities of light, different shapes as well as different uses, while uni ed through the use of concrete Doshi has created an equilibrium and peace among all the components—material and immaterial—which result in a whole that is much more than the sum of the parts  

 

 

 

Editor en Jefe de edgargonzalez.com.. Profesor / conferenciante en varias universidades. y Consultor de tendencias e innovación en la intersección entre la arquitectura/diseño, tecnología y difusión desde EGD (Edgar Gonzalez Design).

Es mexicano, arquitecto e iconoclasta de vez en cuando, aunque no necesariamente en ese orden.