1437917315_featured.jpeg

la casa en la sala de espera

Ben Schlapping

Hace ya casi un año que tras una ruptura sentimental, Ben Schlappig dejó la casa que compartía con su novio en seattle para dedicarse a vivir entre aviones, salas de espera VIP y suites de alta gama, todo ello gratis.

Es posible hoy en día vivir una semana 7 dias en siete paises diferentes?, el compromiso de comprometerse a un sitio físico llega a tal extremo que se puede no tener casa? la globalización en estado puro.Lee la fascinante historia en RollingStone Magazine.

The Cloud. MVRDV [2011]

Arquitectura de anécdota

Proyecto ONE-ZERO Eco-House planeada para Lionel Messi [2013]

Proyecto ONE-ZERO Eco-House planeada para Lionel Messi. Luis de Garrido [2013]

Ya ha pasado un tiempo desde que se desató la furia de internet por la noticia del edificio inspirado en las curvas de una cantante pop estadounidense, un edificio criticado por la simple razón de haberse inspirado en alguien de la cultura popular. Como todo lo que vemos últimamente en internet llega al punto más alto sobre lo que es compartido, mencionado o criticado, para después caer en picado en el olvido y quedar en una simple anécdota. En este caso podemos hablar de dos cosas, en como la arquitectura contemporánea busca la mayor difusión para poder llegar a ser conocida y en la inspiración de la misma. Read more

1437650231_featured.jpeg

Atlas de biomasas [Curso de Verano]

La Universida de Alcalá de Henares organiza del 2-4 de Septiembre el curso de verano: “ATLAS DE BIOMASAS: protección e intercambios entre paisajes inundados y desérticos.”

Dirigido por Cristina Jorge Camacho y  Carolina González Vives
 

Planteado como una oportunidad de profundizar, a través de la mirada de profesionales de relevancia internacional, en los procesos y dinámicas de los paisajes antropizados inundados y los desérticos. El objetivo es alcanzar un conocimiento más profundo sobre cómo actuar en proyectos de protección, de producción y de intercambio energético, buscando casos concretos en varias ciudades. 

Se plantea como una puesta en común interdisciplinar, conectando planteamientos y soluciones desde los ámbitos de  la ingeniería, la ecología y el diseño, dirigido a incrementar la solidez y el rigor de las propuestas de arquitectura.

CURSO DE VERANO.
ESCUELA DE ARQUITECTURA. UNIVERSIDAD DE ALCALÁ.

ATLAS DE BIOMASAS:
protección e intercambios entre paisajes inundados y desérticos.

 

Directoras: Cristina Jorge Camacho y  Carolina González Vives

Fechas: 2, 3 y 4 de septiembre.

Horas lectivas: 25 horas

Créditos: 2 Libre Elección/ 1 ECTS

Precio general: 250€ – Reducido: alumnos
universitarios: 195 €

Cantidad de alumnos:

Mínima: 15- Máxima: 20

Perfil del alumno:

Profesionales y Estudiantes últimos cursos de Arquitectura,
Ingeniería, Ciencias ambientales.

 

 



 

PROGRAMA:

Miércoles
2 de septiembre 2015 /

Introducción general
al curso

Conferencias 3,30h

 Proyectos medioambientales   Protección costera  Nuevos diseños
energéticos

 

D. Julio Lumbreras Profesor Titular ETS. Ingenieros
Industriales UPM

Dña. Bárbara Pons Arquitecta- Paisajista

Vicente Negro Valdecantos Doctor Ingeniero de
Caminos. Profesor Titular UPM. Subdirector de Alumnos y Extensión
Universitaria. Universidad Politécnica de Madrid

 

Mesa redonda/
1,30h

ponentes invitados con Cristina del Pozo, directora del Master de Paisaje de la Universidad
San Pablo CeU

 

 

Jueves
3 de septiembre 2015

Conferencias 3,30h

 Paisajes inundados: Mar, Pantano manglar, Pluriselva
tropical

 Diseños de protección y aprovechamiento de la energía
maremotriz y geotérmica

 Intercambio de agua salina a través de nuevas
depuradoras para abastecer del agua potable, agricultura y jardinería a los
paisajes desérticos

 

D. Agustín Sánchez-Arcilla Universitat Politécnica
de Catalunya. Director Laboratori d’Enginyeria Marítima LIM/UPC. International
Centre Coastal Resources Research CIIRC

D. Antonio Ruiz Mateo Responsable de Proyectos
Especiales. Centro de Estudios de Técnicas Aplicadas, CEDEX

Dña. Cristina Jorge Camacho, Arquitecta. Escuela de
Arquitectura, UAH

 

Mesa redonda/
1,30h

ponentes invitados con Juana Canet, Arquitecto.

 

 

 

Viernes
4 de septiembre 2015 / 3,30h

 Paisajes desérticos. Escasez de agua. Aridez.

 Conflictos convivencia hidrología y ciudad

 Diseños de captación y reutilización de aguas, influencia
del agua en el clima. aprovechamiento y transporte de la energía solar

Participantes

Dña. Irene Bustamante Directora Imdea Agua. UAH

Dña. Mercedes Echegaray Giménez Confederación
Hidrográfica del Tajo. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Dña. Carolina González Vives Arquitecta Escuela de
Arquitectura, UAH

 

Viernes 4 de septiembre 2015 / 1,3h

Mesa redonda abierta,  ponentes invitados  con José
María Ezquiaga
, sociólogo, urbanista y decano del COAM

Conclusiones

 



1437492037_featured.jpeg

Cuando la arquitectura encuentra la ciudad 10

AC10
/ CUANDO LA ARQUITECTURA ENCUENTRA LA CIUDAD*

*proyecto
financiado por FONDART 2015

 

ARQUITECTURA Y DISEÑO

Nuevos Modelos

en los Albores de una nueva Revolución Industrial

28.07 | 19.00 Trespa
Design Centre. SCL.

PARTICIPANTES

Manuel Figueroa, Diseñador,
Coordinador área diseño CNCA

Andrés Briceño Gutierrez, Arquitecto,
Co.fundador Fab Lab Santiago

Carlos Araya Pacheco, Ingeniero
Informático, Coordinador de la Unidad de Gestión de Conocimiento del Consejo
Nacional de Innovación (CNIC). (Online desde Antofagasta)

 

PRESENTACIÓN

 

Existen
dos puntos de vista diversos para contemplar la propia época: uno, por el cual
se la estudia desde fuera, y el otro que con la consciencia de formar parte de
ella, procura desde dentro comprender su sentido y su rumbo
”  Siegfried Giedion

 

La democratización de la información es uno de los
fenómenos más visibles generado por la masificación de Internet en los años 90 y
constituye uno de los paradigmas en los que se soporta una revolución sostenida
en el intercambio. Los valores numéricos de información y datos que posee la
red son explosivos y exponenciales -sin crecimientos lineales- intercambio de
datos que comienza a plantear con cierta claridad que, el modelo productivo
arraigado en la competencia del siglo pasado, soporta el propuesto por la
colaboración como máxima poniendo de manifiesto que las personas podrán
elaborar sus propias soluciones y construir una autonomía relativa del mercado

 

El camino a seguir deja de ser el construido por la
sociedad del consumo y el desecho. En una coyuntura de crisis, una tercera
revolución industrial está en proceso de consolidación: un nuevo modelo
productivo
que
deje atrás el modelo actual de mercado
. Este cambio del modelo que sostiene la economía
global, ayuda a delinear una nueva aproximación al cómo nos relacionamos, cómo
nos movemos y cómo hacemos negocios, es decir, las relaciones humanas, su
movilidad y su economía.

 

Los bits de internet se comparten sin dramatismos  “La
naturaleza colaborativa de la nueva economía es fundamentalmente discordante
con la teoría económica clásica, que pone especial énfasis en un supuesto: el
de que sólo el interés propio individual que se manifiesta en el mercado puede
impulsar eficazmente el crecimiento económico.”[1]

 

Las preguntas a debatir en nuestra décima sesión
surgen naturalmente ¿cómo traducir y comprender los cambios inevitables que se
avecinan en el modelo energético/comunicacional/productivo en nuestras ciudades
y el uso de ellas?, ¿cómo estas nuevas posibilidades abren el debate en torno a
las políticas públicas y exponen caminos para el desarrollo integral de las
sociedades?, ¿qué tan preparados estamos?

 

Se busca exponer aun difusamente la realidad que se
aproxima, en algunos casos rápidamente y en otros con mayor lentitud dadas las
complejidades que siempre tiene la transformación de la realidad conocida.

 

Andrés Briceño Gutierrez.

 

LOS INVITADOS

 

MANUEL FIGUEROA. Coordinador del área de Diseño -que
es parte de la Unidad de Áreas Artísticas del Departamento de Fomento e
Industrias Creativas del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Gobierno
de Chile- desde 2011. Diseñador de la Universidad Diego Portales (UDP),
Diplomado en Tipografía Digital de la Pontificia  Universidad Católica de Chile, Diplomado en
Políticas Públicas de la Pontifica Universidad Católica, Diplomado en Política
y Gobierno (UDP) y actualmente cursa el Magíster en Política y Gobierno en la
misma Universidad, Evaluador en la Línea de Innovación Pública de los premios
Avonni (Premio Nacional de Innovación); Evaluador de proyectos en la Línea de
Innovación de la Dirección de Investigación y Desarrollo FAU, Universidad de
Chile; Embajador del Diseño Latino, Universidad de Palermo. Argentina. Docente
en Historia y Teoría del Diseño en la Universidad Diego Portales

 

ANDRÉS
BRICEÑO.
Arquitecto UNAB Master en
Arquitectura Avanzada / IAAC-UPC (Barcelona). Co-Director FabLab Santiago y
profesor de la Escuela de Diseño de la Universidad de Chile FAU. Ha sido
Arquitecto Asociado de Murtinho+Raby Arquitectos y profesor en la Escuela de
Diseño PUC. co fundador de
FABLAB
SANTIAGO
,
espacio de exploración, experimentación y desarrollo de proyectos de diseño,
enfocados en el área industrial y de nuevas tecnologías. Estas nuevas
tecnologías de fabricación son aquí tomadas como herramientas para la
democratización de la producción, que permiten empoderar a las personas aún más
sobre los objetos que los rodean y necesitan. Es así como este laboratorio
busca tomar en cuenta las preguntas que vengan desde la comunidad y crear
vínculos entre profesionales, estudiantes y empresas, generando un lugar de
trabajo colaborativo e interdisciplinario.
 www.fablabsantiago.org

 

CARLOS
ARAYA.
PhD (C)
en Ingeniería Informática de la Universidad Politécnica de Madrid, cuenta
además con Certificaciones Avanzadas en Management, Estrategia e 
Innovación de la Escuela de Negocios del MIT. En su labor profesional destacan
ser el Coordinador de la Unidad de Gestión de Conocimiento del Consejo Nacional
de Innovación (CNIC), Gerente General del primer Spin Off Tecnológico de la
UCN, Director de Investigación de la Universidad de Antofagasta y fundador del
Fab LAB Antofagasta.
 

Cómo es tradicional sortearemos el maravilloso LIBRO DEL
MES de Editorial GG,
“Milton
Glaser, el diseñador ciudadano”
justo antes de nuestro
elegante cóctel servido por “
Contigo Pan y Cebolla” gracias a nuestro principal
auspiciador
TRESPA CHILE. En esta ocasión damos la bienvenida
a nuestro nuevo auspicio
Viña la Torina, que nos permite homenajear
a nuestros ponentes.

 

AC10 / CUANDO LA
ARQUITECTURA ENCUENTRA LA CIUDAD*

*proyecto
financiado por FONDART 2015

ARQUITECTURA
Y DISEÑO

Nuevos Modelos

en los Albores de una nueva Revolución Industrial

Martes 28.07 | 19.00

Trespa Design Centre. SCL. Eliodoro Yañez 2831,
esquina El Bosque

web:
http://wp.me/p5Hqbk-88

fanpage: https://www.facebook.com/encuentralaciudad

#encuentralaciudad

para asistencia en modo aula online escribir a
skfandra.comunicacion@gmail.com

 


[1] Jeremy
Rifkin es sociólogo, economista y profesor estadounidense. Asesor de la Unión
Europea y autor de diversas investigaciones y libros del tema. En la última
década se ha transformado en un personaje muy influyente lo que le ha permitido
llevar sus ideas a aplicarlas a modelos de gestión y planificación urbana e
incluso a modificar políticas públicas respecto a energías, sostenibilidad y
rol del estado en la sociedad. 
http://www.foet.org

plaza matadero4

Plaza Matadero: programa de actividades culturales

 

plaza matadero4

A partir del 31 de julio al 29 de agosto el Matadero de Madrid inicia su programa de actividades culturales al aire libre en Plaza Matadero. El objetivo es dinamizar el espacio público con actuaciones musicales y artísticas gratuitas cada viernes y sábado de 20:00 a 23:00 hora con el apoyo de Mahou Cinco Estrellas.

Hay dos líneas de acción: dar a conocer a jóvenes comisarios y creadores de la escena underground local y nacional, y ofrecer un espacio de oportunidad, a través de una convocatoria abierta, para experimentar con nuevas prácticas de producción cultural en el espacio público.

Las actividades de los viernes han sido seleccionadas a través de la convocatoria pública ¿Dónde irás cuándo se acabe la fiesta?, lanzada por Matadero Madrid y Grup
al Crew Collective. Estos proyectos entienden la fiesta como un proceso participativo y un medio para la transmisión de culturas. La plaza se llenará con propuestas como: Abismal, una actuación de música electrónica experimental con proyecciones; Salsódromo, sesión musical afroamericana y encuentro de salsa; Poptlatch Bingo! de la artista Marian Garrido que reinterpreta el tradicional bingo con la música pop como vehículo del juego; The Biggest Vinyl Session, a cargo de Alma Soul Music, un maratón de eclecticismo musical pinchado en vinilo.

Los sábados, los comisarios por Nuevo Sitio/Materia Oscura, proponen recuperar la magia y nostalgia que siempre tuvieron las noches de verano a través de sesiones verbeneras contemporáneas. Destacan las actuaciones del grupo de electrónica Grosgoroth; El Ritual, de Pablo Raijestein, un espectáculo de nuevo mentalismo; el Karaoke Chipén, de Juana Chicharro; o la selección musical de El Coleta.

Un verano lúdico y festivo, bajo los Escaravox de Andrés Jaque.

Si quieres saber la programación de la plaza en verano, sigue leyendo

Read more

1437230121_featured.jpeg

Alejandro Aravena Comisario Bienal de Venecia 2016

El arquitecto chileno Alejandro Aravena, acaba de ser seleccionado como el director de la 15 ava edición de la Bienal de Arquitectura de Venecia 2016.
La bienal se llevará a cabo de mayo a noviembre de 2016,

El nuevo comisario declaró acerca de su elección:

“Hay varias batallas que deben ser ganadas y varias fronteras que necesitan ser ampliadas con el fin de mejorar la calidad del entorno construido y en consecuencia la calidad de vida de las personas. Esto es lo que nos gustaría que la gente a viniera a ver en la 15ª Exposición Internacional de Arquitectura: historias de éxito que merecen la pena ser contadas y casos ejemplares  de ser compartidos donde la arquitectura hizo, es y hará una diferencia en esas batallas y fronteras “.

Nota de Prensa:

Today, in Venice, the Board of la Biennale di Venezia named Chilean architect and Pritzker jury member Alejandro Aravena as the Director of the 15th International Architecture Exhibition. Held bi-annually in the capital city of Italy’s Veneto region, the 2016 edition of the Biennale will take place from May 28 – November 27, 2016.

Citing the increasing popularity and success of the previous Architecture Biennales, chairman Paolo Baratta confirmed, “after many years in which the Architecture Biennale has continued to grow, we may now consolidate the decision to make it last six months, given the steady increment in the attendance of architecture schools from all over the world who come to participate in the Biennale Sessions project, and have made the Architecture Biennale a pilgrimage destination for students and teachers from the universities of many countries, from the United States to China.”

In a statement provided by la Biennale di Venezia, Alejandro Aravena declared:

“There are several battles that need to be won and several frontiers that need to be expanded in order to improve the quality of the built environment and consequently people’s quality of life. This is what we would like people to come and see at the 15th International Architecture Exhibition: success stories worth to be told and exemplary cases worth to be shared where architecture did, is and will make a difference in those battles and frontiers.”

 “The 15th International Architecture Exhibition will be about focusing and learning from architectures that through intelligence, intuition or both of them at the same time, are able to escape the status quo. We would like to present cases that, despite the difficulties, instead of resignation or bitterness, propose and do something. We would like to show that in the permanent debate about the quality of the built environment, there is not only need but also room for action.”

Chairman Paolo Baratta further explained the board’s decision, stating, “After the important experimental Biennale developed by Rem Koolhaas, dedicated entirely to the curator’s research, it is our belief that we must follow up with a Biennale that convenes the architects, and is dedicated to the exploration of the new frontier that demonstrate the vitality of architecture, a frontier that spans across various parts of the world and shows architecture engaged in providing specific responses to specific demands. This Biennale intends to react once again to the gap between architecture and civil society, which in recent decades has transformed architecture into spectacle on the one hand, yet made it dispensable on the other. Among architects of the new generation, Alejandro Aravena is, in our opinion, the one who can best describe this reality and highlight its vitality.”

Alejandro Aravena is one of the founders of ELEMENTAL, an architecture firm based in Santiago, Chile. 

1436967658_featured.jpeg

Extensión del Museo Alvar Aalto [concurso]

Ahora, gracias a la fundacion Alvar Aalto, tienes la oportunidad de poner tus manos en un par de obras del genio finlandés.

El concurso convoca a diseñar una extensión que conectará el museo Alvar Aalto con el museo de Finlandia Central, para configurar la milla dorada de Helsinki.

El jurado está compuesto por:

Esko Eriksson (Real Estate Director, City of Jyväskylä, Real Estates), Ari Karimäki (Service Director, Culture and Sports), Tommi Lindh (Director, Alvar Aalto Foundation, Architect SAFA), Ulla Rannanheimo (Real Estate Planning Manager, City of Jyväskylä, Real Estates, Chair of the Jury), Leena Rossi (Head of Urban Planning, Architect SAFA, Urban Planning and City Infrastructure), Leila Strömberg (City Architect, Architect SAFA, Urban Planning and City Infrastructure) and Heli-Maija Voutilainen (Director, Museum of Central Finland). The Finnish Association of Architects (SAFA) has appointed Asmo Jaaksi (Architect SAFA) and Anu Puustinen (Architect SAFA) to the jury.

Se entrega el día 30 de Octubre, aunque hay que apuntarse antes del 16, y los resultados se darán a conocer el cumpleaños del Arquitecto el 3 de febrero de 2016.

La documentación te la puedes bajar de aquí y la web es ésta

Beyonce-Inspired-Premiere-Tower_Elenberg-Fraser_dezeen_sq.jpg

Cuando crees que lo haz escuchado todo: Beyoncé skycrapper



torre marilín, mmm bueno, pero torre beyoncé.. a bit too much.

Australian firm Elenberg Fraser has won planning approval for a 226-metre-high Melbourne skyscraper that will feature a curvaceous form taken from a music video by Beyoncé (+ slideshow).

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=aY9vZv7HCvo&w=640&h=360]

Beyoncé’s music video for Ghost

image003

Arquitectura y Propiedad Intelectual 5 La propiedad industrial del arquitecto

image003La propiedad industrial del arquitecto

O de otras disciplinas complementarias de la arquitectura

En anteriores entregas se analizó en qué consiste la propiedad intelectual, qué requisitos deben cumplirse para que despliegue sus efectos en el campo de la arquitectura y qué derechos y limitaciones otorga e impone a sus titulares.

Pues bien, hoy es objeto de análisis otra área del derecho, la propiedad industrial, que puede ser de aplicación a determinados elementos de la obra arquitectónica -un sistema constructivo, un elemento arquitectónico susceptible de ser reproducido en otro edificio o una construcción completa como una vivienda modular industrializada-, a diseños de toda índole que tan habitualmente producen los arquitectos como parte de sus proyectos -un dispositivo cualquiera, una barandilla, una celosía- o a líneas de productos independientes -mobiliario, iluminación, textil-.

La propiedad industrial ha sido históricamente utilizada en el campo de la arquitectura para proteger creaciones técnicas y estéticas consideradas valiosas por sus creadores con el fin no solo de fijar la autoría de tales aportaciones sino también con el de obtener derechos de carácter exclusivo sobre su contenido que compensen la inversión en tiempo, energía y recursos económicos realizados para su creación. Registradores habituales de sus creaciones han sido Buckminster Fuller, todas ellas descritas en Inventions: The Patented Works of R. Buckminster Fuller, Jean Prouvé o Leroy S. Buffington quien llegó a patentar el sistema constructivo para la edificación de un rascacielos –es más barato, se construye más rápidamente, las paredes son muchísimo más delgadas: sólo se requiere una pared de 12 pulgadas para un edificio de 12 plantas, mientras que antes se requería tres o cuatro pies de ladrillo o piedra, constituyendo en ocasiones su registro una fase más del proceso creativo.  

Esta labor creativa aparentemente ajena al ejercicio convencional de la arquitectura tiene en los últimos tiempos un auge considerable, posiblemente derivado de las dificultades por las que atraviesa el sector que está descubriendo las posibilidades de poner en valor la histórica capacidad inventiva de los arquitectos, fruto de sus enormes conocimientos técnicos y culturales. Efectivamente, en los últimos años hemos conocido una verdadera revolución en cuanto a la exploración desde la arquitectura de nuevos terrenos y áreas de experimentación -formal, material y técnica- que ha disparado o quizás simplemente ha hecho visible algo que ya venía sucediendo, lo que ha desembocado en un aumento exponencial de registros de patentes y diseños que generan derechos de exclusiva y beneficios académicos de cara a evaluaciones de profesores y grupos de investigación que los planes de estudio vienen instalando cada día con mayores exigencias y en los que patentes y diseños tienen una alta consideración.

A fin de analizar qué es la propiedad industrial, cuales son los requisitos legalmente establecidos para que despliegue sus efectos y los derechos por esta generados, es necesario comparar esta disciplina con la propiedad intelectual. Recordemos para ello que la propiedad intelectual se reserva para la protección de las creaciones artísticas y científicas originales -el diseño de un edificio- en las que queda plasmada la personalidad del autor, tratándose de creaciones no conceptuadas para ser producidas industrialmente o en serie. Dichas creaciones se diferencian de las obras cuya protección deriva de la propiedad industrial por amparar esta última todas las aportaciones relacionadas con la producción reiterativa e industrial del producto, a saber, patentes, modelos de utilidad, signos distintivos y diseños.

Así, la protección de la propiedad intelectual despliega sus efectos por el mero hecho de la creación sin que sea necesario -si bien sí es recomendable- su registro. En caso contrario, las patentes, modelos de utilidad, signos distintivos y diseños requerirán de la inscripción en el organismo correspondiente del objeto protegido, siendo la protección desplegada de carácter limitado tanto territorial -solo los territorios reivindicados por el solicitante adquirirán la protección- como temporalmente -10 años renovables en el caso de las marcas, 5 años renovables con un máximo de 25 en materia de diseño, 20 y 10 años respectivamente como límite temporal de protección de patentes y modelos de utilidad-.

En esta línea, el ejercicio de los derechos de propiedad industrial de los arquitectos debería empezar por el registro de la marca o nombre comercial de su estudio -todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otras- y de cualquiera de los productos elaborados al amparo de su actividad profesional, tanto para disponer de un derecho de exclusiva sobre el nombre elegido en aquellos territorios en los que desarrollará su actividad como para evitar que terceros puedan impedir el uso de la denominación que identifica al estudio. Es preciso tener en cuenta que en el sistema español, excepción hecha de aquellas marcas que hubieran alcanzado el carácter de notorias o renombradas, la capacidad de utilizar una denominación como marca depende de su registro, por lo que solo aquel que primero acceda a obtener la protección registral estará legitimado para utilizarla en el tráfico económico. Al respecto, la aparición desde los años 80 de una serie de estudios con nombres no necesariamente asociados al de sus autores -OMA, AMO, FOA, SANAA, MVRDW, BIC- da una medida de la importancia de proteger la denominación de un proyecto profesional con ambiciones de personalidad reconocidas.

En segundo lugar, las creaciones de un arquitecto podrán protegerse además a través de la figura del diseño industrial. La definición de lo que la ley considera un diseño -“la apariencia de la totalidad o de una parte de un producto, que se derive de las características de, en particular, las líneas, contornos, colores, forma, textura o materiales del producto en sí o de su ornamentación”- constituye una invitación a medida para su apropiación por la arquitectura dado el interesante pacto que establece con la forma en tanto que apariencia y ornamentación, todos ellos conceptos en permanente discusión en el sector.

Ahora bien, la obtención de un diseño industrial registrado requerirá, como es habitual en derecho, del cumplimiento de determinados requisitos representados en esta ocasión por la novedad y el carácter singular. Así, un diseño será novedoso si no se ha puesto a disposición del público ningún otro diseño idéntico o similar, lo que incluye al propio solicitante que impedirá que su producto sea novedoso si lo divulga con carácter previo a su depósito. La divulgación, de hecho, es un asunto clave en arquitectura pues la constante actividad editorial de los arquitectos anula en no pocas ocasiones esta necesidad de salvaguardar aquello que quiere protegerse con carácter previo al registro. Por otro lado, se considerará que un diseño posee carácter singular cuando la impresión general que produzca en un usuario informado difiera de la impresión general producida en dicho usuario por cualquier otro diseño que haya sido hecho accesible al público antes de la fecha de presentación de la solicitud de registro.

Excepcionalmente, será posible que un diseño ostente derechos exclusivos sobre un objeto sin el preceptivo registro si se trata de un diseño comunitario no registrado, cuyos únicos requisitos de concesión es que se haga público por primera vez en la Unión Europea y que reúna los requisitos de novedad y carácter singular ya mencionados. El plazo de protección es obviamente menor -3 años- y protege únicamente frente a la copia servil, no frente a un diseño similar.

En último lugar, la patente es un derecho exclusivo que se concede sobre un producto o proceso que, por lo general, ofrece una nueva manera de hacer algo o una nueva solución técnica a un problema. En la línea de lo establecido en materia de diseño, se considerará que una invención es nueva cuando no esté comprendida en el estado de la técnica, el cual comprende todo lo que esté accesible al público con una fecha anterior de la fecha de presentación de la solicitud. Por lo demás, para que una invención pueda ser protegida a través de una patente, no debe resultar del estado de la técnica de una manera evidente para un experto en la materia o, dicho de otra forma, no será suficiente que la invención sea novedosa sino que asimismo será necesario que no sea elemental u obvia respecto de lo que ya existe para una persona con formación y conocimientos propios de su profesión.

Por último, debe saberse que una obra puede acumular derechos de propiedad intelectual e industrial de forma cumulativa. Así, si bien la Ley de protección jurídica del Diseño tiene por objeto regular la figura del diseño ordinario, contempla asimismo un tipo de creación que además de ser protegible como diseño, puede beneficiarse también de la protección del derecho de autor. A esta creación se refiere el término “obra de arte aplicado a la industria”, esto es, obras de arte destinadas a incorporarse a objetos industriales con el fin de aumentar su valor estético y comercial.

En resumidas cuentas, los arquitectos han venido desarrollando su extraordinaria capacidad inventiva y de diseño históricamente como parte inherente al proceso proyectual sin considerar hasta qué punto más allá de la unidad y la coherencia estilística buscadas, muchos proyectos están salpicados de estas joyas de la inventiva que pueden tener otra vida y premiar un esfuerzo muchas veces guiado por un empeño personal o el simple deseo de ir más allá sin que ello suponga más beneficio que la satisfacción del trabajo bien hecho.

La posibilidad de registrar estos momentos de disparado interés por perseguir una idea, supone una forma de otorgarles valor, decidir el destino de la invención, lograr el reconocimiento y ¿por qué no?, obtener el beneficio que premie ese trabajo extra que tantas veces los arquitectos regalan a sus clientes por amor a su profesión.

Hasta aquí el final de estas crónicas sobre propiedad intelectual e industrial que solo han pretendido informar sobre conceptos básicos de ambas materias cuya relevancia -a mi juicio- es vital para poner en valor la importancia de cierta arquitectura.

Agradezco a Edgar la sensibilidad de ofrecer su blog como vehículo de divulgación de estos derechos.

 

 

 

 

Industrial property of the architect

                                                  

Or that of other accompanying disciplines

In previous instalments we have analysed what intellectual property consists of, what requirements must be met to showcase the effects thereof within the field of architecture and what rights and limitations are granted or imposed on the owners of the works.

Today we focus on another area of law, industrial property, which may be applied to certain elements of architectural works – a building system, an architectural element subject to reproduction in another building or a complete construction as industrialised modular housing -, designs of all types which are so commonly produced by architects as part of projects – any mechanism, handrail or lattice – or independent product lines – furniture, lighting, textiles -.

Industrial property has been traditionally used in architecture to protect technical and aesthetic creations considered valuable by their creators, with the aim of not only determining the authorship of such contributions but also to obtain exclusive rights over the content thereof as compensation for the investment of time, energy and financial resources in the creation of the works. Frequent users of industrial property were Buckminster Fuller, all of which are described in Inventions: The Patented Works of R. Buckminster Fuller, Jean Prouvé or Leroy S. Buffington who patented the building system for the construction of a skyscraper – it is cheaper, built more quickly, the walls are much thinner: a wall of only 12 inches is required for a 12-storey building, whereas before, three or four feet of brick or stone were required , with such registrations occasionally comprising one phase more of the creative process.  

Such creative labour, apparently unconnected with conventional architecture, has increased considerably in recent years. This may be derived from the difficulties experienced by the sector that has made the architects observe the possibilities of placing a value on the historic creative and inventive capacity of architects based on their vast technical and cultural knowledge.

In recent years we have witnessed a true revolution with regards to architecture exploring new ground and areas of experiment – formal, material and technical -, which has either shot to prominence or simply made visible something which was already occurring. This has escalated into a significant increase in the registration of patents and designs which generate the corresponding exclusivity rights as well as the academic recognition from ever more demanding teachers and research groups, in which patents and designs are taken into great consideration.

For the sake of analysing what industrial property is, what the legally established requirements are for showcasing the effects thereof and the rights generated therefrom, we must compare such discipline to intellectual property. Let’s remind ourselves that intellectual property is reserved for the protection of original or unique artistic and scientific creations – the design of a building – in which the author’s personality is ingrained, thus relating to creations which are not to be produced on an industrial scale or in series. Said creations are different from works protected by industrial property since industrial property encompasses all contributions related to the continuous and industrial production of a product; namely patents, utility models, distinctive signs and designs.

Thus, protection under intellectual property showcases its effects upon the mere existence of the creation without the requirement – although it is recommend – to register it. On the contrary, patents, utility models, distinctive signs and designs do require registration in the organisation corresponding to the protected item, with said protection limited on a territorial – only those claimed by the requester shall acquire protection – and temporary basis – 10 renewable years in the case of brands, 5 renewable years with a maximum of 25 for designs, 20 and 10 years respectively as a limit for the protection of patents and utility models -.

The exercising of architects’ industrial property rights should begin with the registration of the brand or commercial name of their studio – subject to graphic representation to distinguish the products and services of one company from others in the market – and any of the products manufactured in the performance of their professional activity. This shall grant them an exclusivity right over the chosen name within the territories where they execute their activity and shall prevent third parties being able to hinder the use of the name which identifies the studio. It is necessary to consider that within the Spanish system, with exception to well-known trademarks or renamed brands, the capacity to use a name as a brand depends on its registration. Thus, only who obtains the appropriate protection shall be authorised to use it in the course of business. In this regard, the emergence from the 80’s of a series of studios with names which are not necessarily associated with their authors – AMO, FOA, SANAA, MVRDW and BIC – provides a degree of importance when it comes to protecting the name of a professional project with regards to the recognition of a specific brand and personality.

Secondly, an architect’s creations may be protected further by way of industrial design. The definition of design according to law – ” the appearance of the entirety or a part of a product, derived from the characteristics of, in particular, the lines, contours, colours, shape, texture or materials of the product itself or its ornamentation” – is an interesting subject for architects given the close relationship between the shape and the appearance and ornamentation. Such concepts are constantly being debated in the sector.

The obtaining of a registered industrial design shall require, as is common in law, the meeting of certain requirements represented by their original and individual character. Thus, a design would be original if no similar designs had been made available to the public, i.e. the requester would prevent his product being deemed new if it is disclosed prior to its registration. In fact, disclosure is a key matter in architecture since the constant publishing of projects by architects often nullifies the requirement to safeguard the object they want to protect prior to the registration thereof. In addition, a design is considered individual when an informed user’s general impression thereof differs from that given by any other design made accessible to the public prior to the date on which the application for registration is submitted.

As an exception, it would be possible for a design to hold exclusive rights over an object without the mandatory registration if it is an unregistered European Community design. In this case, the only requirements for the granting of rights are for said design to be made public for the first time in the European Union and for it to meet the aforementioned requirements concerning originality and individual character.  The term of protection is obviously less – 3 years -, and only protects against the identical copy and not a similar design.

Lastly, a patent is an exclusive right granted over a product or process which, in general, provides a new method of doing something or a new technical solution to a problem. Similar to a design, an invention shall be considered new when it is not deemed to have previously existed, comprising everything accessible to the public prior to the date on which the application for registration is submitted. Moreover, for an invention to be protected by a patent, it must not be evidently from the state of the art to an expert or, in other words, it is not sufficient for the invention to be new but necessary for it not to be elementary or obvious in the eyes of those with training or knowledge of the profession in view of what is already in existence.

Moreover, it should be noted that a piece of work may generate intellectual and industrial property rights in a cumulative manner. Thus, although the purpose of the Design Act is to regulate the definition of an ordinary design, it also contains an express reference to a type of creation which, aside from being protected as a design, may benefit from the protection of the author’s right. The term “piece of art applied to the industry” refers to this creation, i.e. art work to be integrated into industrial objects with the aim of boosting its aesthetic or commercial value.

To finish off, let’s delve once more into the subjective dimensions of intellectual and industrial property. Architects have traditionally been developing their extraordinary inventive and design capacity as an inherent part of the project process without considering that aside from the desired stylistic unity and coherence; however, many projects include inventive elements which may be considered separately and provide a reward for effort which on many occasions is guided by personal determination or the simple wish to go above and beyond without reaping any more benefits than the satisfaction of a job well done. The possibility of registering these elements of growing interest resulting from the pursuit of an idea provides a way of awarding value, deciding the use of the invention, achieving recognition – and why not? -, obtaining the benefit of said extra work which is so often gifted to clients due to the architects’ love of their profession.

This is the last of these instalments on intellectual and industrial property, which have sought to provide information on basic concepts relating to the two subjects whose relevance, in my opinion, is vital when placing a value on the importance of certain architecture.

I would like to thank Edgar for offering his blog as a way of disclosing these rights.

1436177246_featured.jpeg

¿POR QUE UN ARQUITECTO DEBE VESTIRSE BIEN? [Cuando la arquitectura encuentra la ciudad 09]

“Cuando reviso los últimos mil años de historia y me pregunto en que época me hubiera gustado vivir, me respondo de inmediato, aquí y ahora. Sin duda cada época tuvo sus ventajas. Es perfectamente posible que la vida haya sido mas feliz entonces que ahora. Pero en ningún otro momento uno se podría haber vestido de manera mas practica y mejor que como hoy en día.”_ Adolf Loos, Praise for the present (1908), en: “Why a man should be well-dressed” (Metroverlag),

 

Esta primera sesión sobre ‘Arquitectura y Diseño’ se concentra en las relaciones entre diseño, vestuario, y arquitectura, teniendo como referente inicial la colección de ensayos de Adolf Loos, titulada Why a man should be well-dressed. En ella, el autor austriaco explica con claridad las razones por las cuales la moda, dejos de ser algo superfluo, refleja la cultura de las naciones, no solo en los trajes, sino también en la ropa interior, los zapatos, y los sombreros. Implícito en su elogio al presente esta su argumento de que el vestuario moderno es superior al de cualquier otra época, en comodidad, ausencia de ornamentación, y estandarización. ¿No cambia, acaso, la valoración de la arquitectura romana si se considera que sus autores vestían envueltos en sabanas?

En esta sesión, la participación de Sergio Arias permitirá una aproximación al diseño contemporáneo de vestuario en tanto practica proyectual, fundada en problemas formales, geométricos, materiales, e incluso estructurales en el diseño de piezas de vestuario que desde la definición de una apariencia se transforman rápidamente en detonantes de una cierta construcción de realidad.

Por otro lado, Javier Cancino presentará algunas experiencias sobre el sistema de difusión de la moda en Chile en un contexto comercial y masivo. Tratará algunos destacados casos de proyectos referidos a la Dirección de Arte dentro de influyentes revistas locales, así como de la lógica e influencia del sistema de los folletos de grandes tiendas comerciales insertos en revistas y periódicos nacionales.

Santiago, Chile. Pedro Alonso y Hugo Palmarola. Julio, 2015.
 
ARQUITECTURA Y DISENO
¿POR QUE UN ARQUITECTO DEBE VESTIRSE BIEN?

TRESPA DESIGN CENTRE
14.07 | 19.00
ELIODORO YAÑEZ 2831. PROVIDENCIA.
 
Curadora invitada:
Pedro Alonso, Arquitecto PUC, Chile. PhD. Architectural Association.
Hugo Palmarola, Diseñador PUC, Chile. PhD ©. UNAM

Participantes:
Sergio Arias, Diseñador de vestuario, Arias Atelier
Javier Cancino, Socio Fauna Diseño, Profesor Escuela de Diseño PUC.

[1] Adolf Loos, Praise for the present (1908), en: “Why a man should be well-dressed” (Metroverlag), p. 14

Pedro Alonso | Arquitecto y Magister en Arquitectura por la Pontificia Universidad Católica de Chile, 2000, y Doctor en Arquitectura por The Architectural Association School of Architecture de Londres, 2008. Junto a Hugo Palmarola ha realizado exposiciones en Pratt Institute y Architectural Association, es autor de los libros Panel y Monolith Controversies, y obtuvo el RIBA Research Trust Award y el DAM Architectural Book Award del Deutsches Architekturmuseum. Junto a Palmarola obtuvo el León de Plata como curador del Pabellón de Chile –Monolith Controversies– en la 14.ª Bienal de Arquitectura de Venecia 2014. Alonso es profesor asociado en la Pontificia Universidad Católica de Chile, y profesor visitante en Architectural Association.
 
Hugo Palmarola | Diseñador de la Pontificia Universidad Católica de Chile, 2004, Magíster en Teoría e Historia del Diseño por UNAM, 2010. Ha sido becado por The Society for the History of Technology, National Science Foundation y Los Angeles County Museum of Art en EE.UU. Junto a Pedro Alonso ha realizado exposiciones en Pratt Institute y Architectural Association, es autor de los libros Panel y Monolith Controversies, y obtuvo el RIBA Research Trust Award y el DAM Architectural Book Award del Deutsches Architekturmuseum. Junto a Alonso obtuvo el León de Plata como curador del Pabellón de Chile –Monolith Controversies– en la 14.ª Bienal de Arquitectura de Venecia 2014. Palmarola es profesor de la Escuela de Diseño en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Sergio Arias Marchant | Diseñador de Vestuario, Esteticista y Asesor de Imagen formado en Paris, en la casa central Dior. Con más de 25 años de trayectoria. El 2000 llegó a Falabella, para desarrollar el concepto de sastrería a medida, creando la marca Casale Monferrato. En 2009 emprendió con su primer proyecto independiente: Ziano Montello, con sastrería a  medida y colecciones Pret a Porter diseñadas íntegramente por él en Italia. se convirtió en un referente nacional, desarrollando el servicio de  Asesoría de Imagen a sus clientes y convirtiéndose en el principal diseñador de rostros de la televisión,  políticos y  empresarios chilenos. Es el diseñador y asesor personal desde hace 10 años del animador del Festival de Viña del Mar. Sergio Lagos, Felipe Camiroaga y Rafael Araneda han sido vestidos por Sergio Arias, desarrollando look y estilos completamente diferenciados para cada uno. A partir de marzo de 2014, vuelve a innovar creando Arias Atelier, la primera Casa-Atelier del mercado de la moda y el vestuario masculino en nuestro país. Esta nueva propuesta , es una casa con atención exclusiva, personalizada y actual para sus clientes, desarrollando la Sastrería a Medida, la colecciones italianas Pret a Porter y una completa Asesoría de Imagen.

Javier Cancino Díaz | Estudió Diseño Gráfico en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Valparaíso. Bachiller en Diseño y Comunicador Visual de la Universidad Andrés Bello. Es profesor de la Escuela de Diseño de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad donde dirige el Taller The Factory Press. También es profesor las escuelas de diseño de la Universidad Finis Terrae y de la Universidad Diego Portales. Es socio fundador de FAUNA Diseño. Durante los años 80 trabajó como Director de Arte de destacadas empresas publicitarias como Porta, Leo Burnett y BBDO. Durante los años 90 se desempeñó como Director de Arte de la Revista Paula y luego de la Revista Caras (2003). Su trabajo de diseño aborda el ámbito de edición de imágenes publicitarias de moda, así como la edición gráfica de libros y revistas.

1435923439_featured.jpeg

Nueva Babilonia en el Reina Sofia [MAD]

«Yo no soy diseñador sino un mero provocador. Me limito a hacer sugerencias. Lo que se ha definido es el concepto de Nueva Babilonia, no su forma física.» _ Constant

 

Aunque habrá que esperar hasta el 20 de Octubre, ya está programada y en marcha una gran exposición de este influyente arquitecto y visionario arquitecto holandés.

Constant Anton Nieuwenhuys, Ámsterdam, 1920 – Utrecht, 2005 durante casi veinte años de 1956-1974, elaboró maquetas pinturas dihbujos y collages que hablaban de la concepcion de una ciudad nomada en el futuro, un complejo entramado que convertia al mundo en una red.

Nueva Babilonia era el título de este trabajo que retomaría gran influencia entre los arquitectos a finales de los 90´s. Y la expo presenta 150 obras que presentan Nueva Babilonia como una obra de arte en el contexto en que se concibió.

Comisariada por Laura Stamps y Doede Hardeman y organizado entre el museo Reina Sofía y el Gemeentemuseum de La Haya, dedicará también un apartado a la influencia en el trabajo de Constant de un difuso imaginario cultural (lo gitano, lo flamenco, lo lumpen) que podría ser identificado con la cultura española.

para asistir registrate gratis aqui

IMAGEN2.180102.jpg

Luz y Arquitectura: El aire

Este miércoles 8 de Julio. inicia isLAnd en Roca Madrid Gallery, tengo el honor de ser invitado a la mesa redonda de apertura, pasate a las 19.00

ISLAND se presenta como un ciclo de debates que pretende reflexionar en torno a la luz como generadora de la arquitectura en el siglo XXI estableciendo una crítica sobre los posicionamientos de la arquitectura y de la ciudad de hoy.

A través de tres sesiones – El Aire, El Futuro y La Ensoñación – se presentarán propuestas que aportarán un nuevo entendimiento de la arquitectura generada en la mutabilidad líquida de las ciudades de hoy, y se establecerá una crítica-devenir sobre las arquitecturas producidas en nuestras globalizadas súper ciudades actuales, donde la luz es uno de sus generadores de mayor fuerza.
Ciclo comisariado por José Luis Esteban Penelas.

Javier Alcolea. Ingeniero. Philips
Ángel Alonso y Victoria Acebo. Arquitectos. Aceboxalonso
Roberta Barbán. Diseñadora
Edgar González. Arquitecto/ Strategist
Alberto Martínez y Beatriz Matos. Arquitectos. Matos-Castillo
Esther Pizarro. Escultora
Óscar Rueda y Mª José Pizarro. Arquitectos. Rueda-Pizarro

Moderador: José Luis Esteban Penelas
Arquitecto. Director de la Cátedra Luz y Arquitectura.

57_c_fo_d4_lg

Propiedad Intelectual y Arquitectura IV [Los derechos Morales]

57_c_fo_d4_lg

Vista de la factoría CLESA de Alejandro de la Sota © fundación alejandro de la sota

Los derechos morales de LA OBRA ARQUITECTÓNICA                                      

O de los derechos personalísimos que acompañan a la obra.

Como se ha expuesto en anteriores entregas, la propiedad intelectual otorga a las obras que pueden ser consideradas originales una serie de derechos económicos y morales. Los primeros, analizados en nuestra segunda entrega, son aquellos que permiten a su titular prohibir o autorizar los actos de explotación de la obra y exigir, en su caso, una retribución a cambio de la autorización concedida. Los derechos morales, sin embargo, se alejan de la faceta patrimonial para proteger escenarios más sensibles, estrictamente vinculados con la personalidad del autor y llamados a reconocer y poner en valor la singularidad de las obras.

Entre ellos destaca el derecho a exigir el respeto a la integridad de la obra y el reconocimiento de la condición de autor. Precisamente este derecho, también denominado derecho de paternidad, ofrece la posibilidad de exigir el reconocimiento de la condición de autor siempre y cuando el soporte sea idóneo para ello. Así, resulta complicado mencionar en un spot publicitario a los diferentes autores de la obra resultante, lo que no ocurrirá en el soporte arquitectónico -desde el plano hasta la obra construida- en el que siempre será posible la ubicación del nombre del arquitecto en un lugar visible.

Llama la atención que un derecho reconocido negro sobre blanco por la legislación de propiedad intelectual no se utilice en la práctica arquitectónica de una forma más habitual lo que no solo perjudica al autor, que verá mermada la posibilidad de ser reconocido como tal, sino a la labor de sensibilización hacia la arquitectura que el reconocimiento de la autoría puede desempeñar en un público desconocedor de la disciplina que construye nuestras ciudades. No debe olvidarse al respecto que hacer visible al autor será útil tanto para proteger un patrimonio que es de todos más allá de los propietarios como para establecer un sistema de comparación, valoración y estímulo de la autoría consciente de las creaciones arquitectónicas, cuestiones ambas que deben ser tomadas en consideración a la hora de evitar el reparo que para muchos profesionales supone exigir la firma de sus edificios.

Por lo demás, el derecho a la paternidad de la obra ofrece otra vertiente según la cual el autor podrá decidir si la divulgación de la obra ha de hacerse con el nombre del autor/autores, de su estudio, de un signo, logotipo, seudónimo o incluso anónimamente. De esta forma, el anonimato dejaría de ser una norma aplicada inconscientemente para ser un acto de voluntad de su autor, quien en cualquier momento podrá solicitar el reconocimiento de su autoría. Como contrapartida al derecho de paternidad, entenderemos que la omisión del autor o la errónea atribución a un tercero de la obra supondrán una vulneración de este derecho de de propiedad intelectual cuya reparación puede ser reclamada por cualquier arquitecto.

Otros derechos morales reconocidos legalmente son el derecho de divulgación o derecho del autor a decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma, entendiendo por divulgación su primer acceso al público al que vaya dirigida; o el derecho en absoluto secundario a acceder al ejemplar único o raro de la obra cuando se halle en poder de otro. En lo que a la arquitectura se refiere, el autor podrá acceder sin límites a sus planos, maquetas y demás materiales originales cuando no estén en su poder por alguna razón -entregados a un concurso o cedidos a una institución- y obviamente a la obra construida, si bien será necesario obtener las preceptivas autorizaciones.

Asimismo, existe un derecho moral de arrepentimiento, el cual no solo no se ejercita con frecuencia por los autores sino que se deduce de compleja aplicación a la obra arquitectónica. En su virtud, el autor tendrá derecho a retirar la obra del comercio por cambio de sus convicciones intelectuales o morales, previa indemnización de daños y perjuicios a los titulares de derechos de explotación, lo que le permitirá la posibilidad de terminar con la difusión de la obra una vez su primera divulgación ha tenido lugar.

Por último, el derecho moral a la integridad de la obra constituye un derecho de importancia vital para la obra arquitectónica pues posibilita que el autor pueda exigir el respeto a su integridad e impedir, en consecuencia, cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga un perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación, lo que pone en manos del arquitecto una herramienta legal para impedir ciertas transformaciones. Así, el arquitecto deberá demostrar que la transformación perjudica sus intereses o menoscaba su reputación -conceptos jurídicos ciertamente indeterminados que la doctrina y jurisprudencia están llamadas a completar- así como lidiar con los conflictos de intereses que se deriven del derecho de propiedad o demás intereses públicos o privados. En contra del arquitecto actúa, como es sabido, que el derecho de propiedad otorga a su titular la facultad de usar y disponer jurídica y materialmente de la obra sin más limitaciones que las establecidas en las leyes.

En la práctica, este conflicto de derechos exige analizar qué interés debe primar, ¿el del propietario que infiere la transformación?, ¿el del autor que reclama la integridad de su obra? y de qué forma se ejecuta.

Desgraciadamente, no son muchos los casos de denuncia de vulneración del derecho de integridad por parte de arquitectos, quizás por el temor a la dificultad de contrarrestar argumentos generalmente referidos a la funcionalidad, la conservación o la obsolescencia y evolución de los sistemas técnicos esgrimidos por los propietarios para modificar la obra, todos ellos argumentos supuestamente objetivos ante los que la justicia puede plegarse. Sin embargo, debemos ser conscientes de que denunciar los ataques injustificados a la obra arquitectónica no solo constituirá un manifiesto personal, también será una contundente herramienta de difusión del valor colectivo de la arquitectura pues la transformación dañina de un edificio valioso es un acto antisocial que no repara en el hecho de que poseer una obra valiosa conlleva responsabilidades y renuncias que son compensadas con creces por la propia calidad conceptual, estética, intelectual y técnica que la obra aporta.

Obviamente, la modificación o incluso la destrucción de la obra podrá estar justificada en determinadas circunstancias -resolución judicial, seguridad-, si bien ello no debe impedir que sea necesario generar una sensibilidad respecto de aquellas modificaciones objetivamente innecesarias o que aun siéndolo puedan resolverse sin destruir la integridad de la obra. Así lo ha entendido la Audiencia Provincial del Bilbao al manifestar que en caso de no prevalecer el derecho moral sobre los demás derechos en conflicto, la alteración de la obra arquitectónica deberá realizarse de la forma más respetuosa posible con los intereses del autor, lo que en la práctica debería pasar necesariamente por consultar al arquitecto por cuyo criterio técnico y estético, precisamente, le hemos elegido.

De todo lo expuesto solo puede entenderse que tanto la ley como su aplicación jurisprudencial ponen a disposición del arquitecto un sinfín de derechos que podrán utilizarse de forma contundente frente a violaciones que supongan un atentado contra sus facultades morales.

Solo el ejercicio del derecho de una forma firme y activa protegerá al arquitecto de los desmanes de algunos clientes, usuarios o incluso de la Administración que actúa en ocasiones de manera contraria a lo que propugnan sus propias leyes. Hay que pasar a la acción para evitar que se perviertan los valores de las obras arquitectónicas y que tal perversión se considere indolentemente como parte del doloroso e imparable proceso de deterioro de la calidad arquitectónica de nuestras ciudades, algo con lo que todos convivimos y lamentamos.

Para terminar, una serie de palabras que definen a los derechos morales: irrenunciabilidad, inalienabilidad, imprescriptibilidad, inembargabilidad e inexpropiabilidad. Son las condiciones inherentes a los derechos morales, lo que significa que -según los casos- podrán ser ejercidos sin límite de tiempo por los autores o herederos, los cuales tendrán un papel relevante a la hora de conservar y divulgar una obra que debe ser de todos.

Eso es todo por hoy. Gracias a todos los que con tanto interés seguís estas crónicas.

 

Propiedad Intelectual y Arquitectura IV – edgargonzalez.com

 

Moral rights of ARCHITECTURAL WORKS 

                                                  

The very personal rights which go hand-in-hand with such works

As mentioned in our previous instalments, intellectual property grants a series of economic and moral rights to works which may be considered original. The first types of rights, as analysed in our second instalment, are those which entitle the owner to forbid or authorise the use of the works and, as the case may be, demand compensation for such authorisation. Nevertheless, moral rights tend to dissociate themselves from the aspect of ownership in order to protect more sensitive cases which are closely linked to the author’s personality and called upon to recognise and emphasise the uniqueness of the works.

Among those, the right to demand respect for the integrity of the works and recognition of the author’s position stands out. Such right, also known as the paternity right, affords the possibility to demand recognition of the author’s name, provided that a suitable material medium exists. Thus, it is difficult to mention the different authors of the resulting works in an advertisement, although this would not be the case in the architectural material medium – from the plan to the constructed works – where the architect’s name would be visible. What is striking is that such a clearly recognised right within intellectual property regulation is not often used in architectural practice. This does not only harm the author, who would regard the possibility of such recognition reduced, but the building of awareness towards architecture in relation to the recognition of the authorship of the constructed works directed at a public unaware of the discipline which constructs our cities. We must not forget that showcasing the author would not only be useful in protecting an asset which, aside from the owners, belongs to the public, but to establish a comparative, evaluation and incentive system of authorship which is aware of architectural creations. Both issues must be taken into account to prevent the unease suffered by many professionals with regards to attaching their name to buildings.

Moreover, the paternity right over the works offers another aspect according to which the author may decide whether the disclosure of the works should include the name of the author(s), their studio, a sign, logo, pseudonym or should even be anonymous. Such anonymity would cease to be a subconsciously applied regulation, instead considered as a voluntary act on the author’s behalf, who at any given time may request recognition of their authorship. As a contrast to the right of paternity, we shall deem that the author’s omission or the erroneous attribution to a third party would entail a breach of this basic intellectual property right, the remedy of which may be claimed by any architect.

Other legally recognised moral rights are the right to disclosure or the author’s right to decide whether their works must be disclosed and how. In this regard, disclosure is understood as the first display of the works to the intended audience; or the ancillary right to access a rare or unique copy of the works when in possession of another. In reference to architecture, the author may have unlimited access to their plans, sketches and other original materials which for whatever reason they are not in possession of – handed in as part of a tender or loaned to an institution -, as well as the constructed works.

Moreover, a moral right of regret also exists. Nevertheless, such right is not frequently exercised by authors and is subject to complex application to the architectural works. Thus, the author shall be entitled to remove the works from trading due to a change in their moral or intellectual beliefs, with the owners of the exploitation rights receiving compensation for damages. This would afford the author the possibility to cease displaying the works once the first disclosure thereof has taken place.

Lastly, the moral right to integrity comprises an essential right with regards to the architectural works since it enables the author to demand respect for such integrity and consequently prevent any deformation, modification, alteration or attack against it which damages their legitimate interests or reputation. This provides the architect with a legal tool for preventing their work being transformed under the aforementioned circumstances. Hence, the architect must show that such transformation not only damages their interests and reputation – undetermined legal concepts which doctrine and case law are called upon to settle -, but that they must also have to deal with conflicts of interest derived from the ownership right or other public/private interests. In contrast to the architect’s position, the ownership right grants its holder the faculty to use and legally have the works at their disposal under no more limitations than those prescribed by law.

In practice, such conflict of rights requires an analysis of which interest should take precedence – that of the owner who drives the transformation?, that of the author who claims integrity of his building? – and how it is exercised.

Unfortunately, there are not many cases whereby breaches of the integrity of the works have been reported by the architects. This may be due to a fear relating to the difficulty of counteracting the general arguments on functionality, conservation or obsolescence and development of the technical systems made by the owners in order to modify the works. However, reporting unjustified attacks on architectural works would not only imply a personal manifest, but would also be a convincing tool for communicating the collective values of the architectural works since the harmful transformation of a valuable building is an anti-social act which may not be remedied and possessing valuable works entails responsibilities and waivers which are more than compensated by the conceptual, aesthetic, intellectual and technical quality provided by the works.

Obviously, the modification of works may be justified in certain circumstances – judicial resolution, security -, although this does not go against the fact that it is necessary to create a collective sensitivity with respect to any unnecessary modifications or which despite being so, may be settled without destroying the integrity of the works. The foregoing has been considered by the Provincial Court of Bilbao, which has declared that if the moral right does not prevail over the other rights during conflict, the modification of the works shall be carried out in line with the author’s interests. In practice, this should then require consulting the author of the works originally chosen because of their technical and aesthetic criteria.

From all of the above we may only deduce that both the law and its application as case law provide the architects with an endless amount of tools which may be used convincingly against infringements deemed an attack against their moral rights.

Only the exercising of the right in an irrevocable and active manner would protect the architect from the disorderly conduct of some clients, users or even the Government, who on occasion act against the intentions of their own laws. We must turn to using the intellectual property right as a means of preventing a distortion of the values of the architectural works and such distortion being lazily considered as part of the damaging and unstoppable process of decline in the architectural quality of our cities, something which we regrettably have to live with.

To finish off, a series of words which define the moral rights: unrenounceability, inalienability, unprescribability, unseizeability and unconfiscatibility.  These are the conditions attached to the moral rights, i.e according to some cases they may be exercised by the authors or inheritors without limitations of time and shall have a significant role when it comes to conserving and disclosing works which may belong to all.

That is all for today. A big thank you to everybody who has been following these features with such interest.

 

 

 

 

1435599833_featured.jpeg

Cuando la arquitectura encuentra la ciudad [AC08]

ARQUITECTURA Y ARTES VISUALES
GABINETES DE LA CIUDAD

Este 30 de Junio, 19.00 Trespa design Center. Santiago de Chile

Curadora invitada:
Alejandra Celedón

Participantes:
Maria Gabler, Artista.
Juan Sabbagh, Arquitecto,
Mara Sánchez

PRESENTACIÓN
What is the Universal [das Allgemeine]?
The single case [der einzelne Fall].
What is the Particular [das Besondere]?
Millions of cases [millionen Fälle]

Una delgada línea separa el campo de la arquitectura de aquel de las artes visuales. Como ha descrito Mark Wigley, desde su institucionalización en la escuela de Bellas Artes, ha sido ‘prostética’, tomando prestados métodos, enfoques y fundamentos de disciplinas vecinas, ya fuesen del arte o de la ciencia. Sin embargo, queremos llevar aquí la relación entre el arte y la arquitectura más allá de referencias y modos de práctica comunes, sino que proponer que el último recurso de la arquitectura en su búsqueda crítica (de su origen ‘crisis’) sea operar no sólo como, sino que a través del arte.

Esta segunda sesión sobre ‘Arquitectura y Artes Visuales’ se concentra sobre una práctica específica, la de coleccionar, editar y reordenar al modo de los gabinetes de curiosidades de los siglos XVI y XVII. También conocidas como cuartos de maravilla (wunderkammer), los gabinetes eran pequeñas colecciones enciclopédicas de objetos, que intentaban contar historias sobre el mundo. Surgidos en Europa estas colecciones – reuniendo especímenes, diagramas e imágenes de muchas disciplinas – se han visto como los precursores de los museos modernos. Incluyendo desde grabados a libros, desde dibujos de objetos con temas que van desde maravillas arquitectónicas a planos para dispositivos imposibles, y rarezas del mundo animal, vegetal y mineral, los gabinete de curiosidades eran en general arreglados en base a similitud y semejanza, tratando de dar orden y forma definida a un mundo inconmensurable y sin forma. Objetos que por sí mismos podrían no ser de valor significativo, pudieran adquirir valor mediante el acto de desmontaje de su contexto original y solo siendo parte de una serie. Las cosas vale la pena mirarlas ahora sólo como parte de una idea universal más grande.

Una operación común tanto para el arte como la ciencia, la arquitectura apropia la colección como estrategia efectiva de conocimiento y producción. El potencial de coleccionar y de las colecciones en la producción de conocimiento pareciera ser transdisciplinar. Rocas, animales, plantas, imágenes, sellos, edificios, partes de edificios, ciudades, son todos material posible para un coleccionista. Partiendo del proyecto de ciencias naturales de fines del siglo XVII, a través de la obra canónica de Goethe y Warburg, a las reordenaciones de artistas como Menno Aden, Jim Golden y Jenny Odell, las diferentes épocas y disciplinas revelan que, lejos de operación mecánica la construcción de un ‘gabinete’ implica ante todo una tarea de describir y nombrar, transformando y transcribiendo elementos programáticamente en el proceso.

Para comparar (y conocer) -nos habla Nietzsche- es necesario transgredir límites y encontrarse en un territorio extranjero. A través de operaciones de re-contextualización, edición y reordenamiento, es que lo extraño emerge, y sólo al transgredir los límites categóricos preexistentes algo podría llegar a ser visible a nuestros ojos. Para conocer el mundo, en primer lugar es necesario volverlo problemático y al construir colecciones hay que estar abierto a la extrañeza. Para coleccionar, por lo tanto, es necesario reorganizar las cosas de manera tal de hacer aparecer su extrañeza, hecho sólo posible al transgredir el orden existente, donde las cosas estaban ordenadas con más calma. Si estamos de acuerdo en que, en el reordenamiento de los objetos cotidianos comunes cosas inesperadas pueden surgir, esto significaría que la disposición y re-arreglo de las cosas es una condición previa para conocerlos: ‘el orden de las cosas’ (Foucault) una precondición del conocimiento. Tomar las cosas fuera de contexto y re-ordenarlas en nuevos montajes es “espacializar el conocimiento” o conocimiento espacializado: una construcción manipulada y mediada de un mundo idealizado. Estas formas de comparación hacen más que simplemente ilustrar o representar, pero se convierte en un medio para recopilar, clasificar, producir y difundir conocimiento en última instancia.

Las cosas a las que estamos acostumbrados son las más difícil de conocer – como nos ha mostrado la filosofía, son las más difíciles de ver como un problema. A veces es necesario que nos las muestren extrañas, distantes, o fuera de lugar, para realmente verlas, y más aún, conocerlas. Estas son precisamente las operaciones que ejecuta y nos muestra la artista María Gabler en su obra. Mara Sánchez, desde España, reflexiona sobre ‘los misterios de lo cotidiano’ a través de la obra de Lina Bo Bardi, idea que idea nace de «la ventana surrealista» en la que —parafraseando a Renne Magritte cada cosa que vemos esconde dentro otra ya que deseamos ver lo que está oculto por lo que vemos.

Alejandra Celedón, curadora invitada de la sesión, discute el potencial productivo del acto de coleccionar, partiendo de experimentaciones en el campo de las artes visuales para luego explorar como en la arquitectura esto puede ser instrumentalizado a través de la práctica tipológica, un modo de práctica que a través de la edición y la abstracción logra re-imaginar y construir la ciudad. Juan Sabbagh nos presenta su práctica a través de ‘series’ de encargos que construyen colecciones tipológicas de aprendizaje e intervención urbana.

Catálogos e inventarios conectan finalmente con la idea de conocer, administrar y controlar el vasto e incomprensible mundo. El catalogar, clasificar y coleccionar implica un acto de extracción, abstracción y descripción que convierte sus objetos de interés en ideales y típicos. Una suerte de inventario o lista (Eco) que produce una cartografía que naturaliza el límite entre interior y exterior por un lado, y mediante la cual la gran escala del mundo se reduce a través de un área manejable que podría ser perfectamente comprendida. Tanto la colección en arte como la tipología en arquitectura no puede estar limitada a la idea general, la ley abstracta o el denominador común de los casos particulares que reúne, pero por el contrario, los multiplica en casos particulares, y en cada caso específico. Por el contrario el objetivo no es la universalización, ni reducir las variaciones al invariante arquetipo. La colección -nunca finita pero siempre abierta mientras respeta la diferencia intrínseca de cada caso en particular, entonces desplaza la mirada en un millón de nuevos posibles casos en donde – como afirma Goethe en la cita inicial – lo particular y lo general puede empezar a coincidir.

Finalmente el coleccionista comienza a coincidir con el crítico en sus tareas editoriales: abstracción, extracción, manipulación, y, finalmente, la prescripción de un discurso. Una operación epistemológica, los ‘gabinetes’ implican un acto de desmontar cosas y otro de re-contextualizarlos en nuevos montajes, lo que obliga al coleccionista a tomar una posición respecto a inclusión, exclusión y posicionamiento. Por tanto, una colección implica un modo particular de producir conocimiento sobre la ciudad en la que el colector – ahora el crítico – traza la línea entre lo que se incluye o excluye dentro en una serie.

Alejandra Celedón es arquitecta de la Universidad de Chile año 2002 (2ndGPA), Magister por the Bartlett School of Architecture (1st GPA), UCL en 2007 y, Doctor en Arquitectura por la Architectural Association sobre las ‘Retoricas de la Planta’ becada por el gobierno chileno. Ha sido profesora visitante en la Universidad de Costa Rica (2014) y en el Centro de Estudios CCA en Montreal (2011), y docente en la Architectural Association (2010-11), la Universidad Católica de Chile (2013), y actualmente la Universidad de Chile y Universidad San Sebastián.

 

 

 

 


Juan Sabbagh Pisano es arquitecto y profesor Universidad de Chile, Premio Nacional de Arquitectura (2002). En 1984 inicia junto a Mariana Sabbagh la oficina Sabbagh Arquitectos, el 2001 se integran Juan Pedro y Felipe Sabbagh. La oficina ha desarrollado proyectos en diversas áreas, recibiendo múltiples premios y reconocimientos, entre los que destacan ILAFA (2000), Fermín Vivaceta (2001), primer premio World Architecture Festival (2008), Juana Ross por el Duoc de Av. Brasil (2002) y Palacio Cousiño (2012), y premio ICHA por Indumotora Panamericana (2014). El año 2012 el premio a la excelencia de la USACH, y el 2014 el premio Brunet de Baines de la UCH. Sus obras han sido publicadas en numerosos libros, revistas y presentes en la casi totalidad de las Bienales de Arquitectura de los últimos 25 años. Vicepresidente del Colegio de Arquitectos en 2003-4 y la Presidente del mismo en 2005-6.

 

 

Mara Sánchez Llorens, es profesora adjunta del Departamento de Arquitectura de la Universidad Pontificia de Salamanca en Madrid así como del Departamento de Arte en la Universidad Nebrija. Combina su práctica profesional arquitectónica con la investigación, imparte docencia y escribe. Autora de publicaciones de arquitectura y arte; participa en revistas como Cuadernos del Paisaje, Circo, o Lars. Experta latinoamericanista. Coopera con la AECID en España, Argentina, Brasil y México, países en los que reside entre 1996 y 2014. Desde 2010 ha impartido conferencias en universidades e instituciones nacionales y extranjeras; y ha participado en numerosos congresos explorando ideas de la práctica en la arquitectura y el arte. Su tesis doctoral “Objetos y Acciones Colectivas de Lina Bo Bardi “ (Sobresaliente Cum laude, UPM, Madrid, 2010) fue premiada en 2011 y recientemente ha sido publicada por la editorial Diseño.

 

 


María Gabler es Licenciada en Arte en la Universidad Católica (2010) y titulada del programa de Magister en Artes Visuales de la Universidad de Chile (2014). A participado en diversas exposiciones entre las que destacan las muestras individuales “Mirador” (2015) en Galería Tajamar, “Lo posible, lo real y lo necesario” (2012) en MAC sede Quinta Normal, “La Vitrina” (2011) en Galería Animal y “Ruina” (2011) en Galería BECH. Además ha sido parte de más de una docena de exhibiciones colectivas como “Ciudad H” (2015) en Matucana 100, “Angstrom” (2014) en Galería D21, “Plantas en una tormenta eléctrica” (2014) en Galería Macchina, “Artista del Mes/ Artishock” (2013) en Galería Local, “En Medio: Arte y Sociedad” (2012) en el Museo de la Solidaridad y “Umbrales” (2011) en Galería de Arte de la Universidad Católica de Chile. Este año recibió un Fondart para su proyecto de participación en la curatoría “Ciudad H” y también ha sido premiada en varias otras ocasiones como en la vigésimo primera versión del concurso “Arte en Vivo” el 2010 en el Museo Nacional de Bellas Artes, donde obtuvo el premio a la excelencia en la Mención Instalación, y el año 2011 donde resultó ganadora de “Showroom” el Pabellon Sustentable del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes en Feria Ch.ACO de ese año.

1435588627_featured.jpeg

Selgascano explican el pabellón

 

Acompañados de Sou Fujimoto y Smiljan Radić, autores de los anteriores 2 pabellones y de los Directores de Serpentine Julia Peyton-Jones y Hans Ulrich Obrist, moderados por Sarah Ichioka.

Nos hablan de la historia de los pabellones, y la idea detrás de ellos.

North-Korean-leader-Kim-Jong-Un.jpg

Kim Jong Un ejecuta a su arquitecto, por diferencias de belleza arquitectónica.

Ma Won Chun, arquitecto y director del Departamento de diseño de la comision de defensa nacional de Corea del Norte no pudo estar en las fotos de inauguración de una de sus principales obras: El nuevo aeropouerto de Pyong Yang.

Y es que esta semana se pone en operacion el flamante aeropuerto recién inaugurado por su lider Km Jon Un.

Won Chun, junto con otros 5 oficiales de alto nivel, han sido ejecutados en una de las más recientes purgas del sistema del dictador.

North-Korean-leader-Kim-Jong-Un.jpg

Ríete de Espe

 

Según informa the diplomat, una agencia de noticias especializada en Asia-Pacifico, los oficiales fueron ejecutados por “prácticas corruptas y su incapacidad de seguir órdenes”

Su muerte en 2014 coincide con un reporte explicando que se detenian las obras del aeropuerto porque el lider no estaba satisfecho, con la idea de belleza arquitectónica, y por no preservar el caracter y la identidad nacional que la arquitectectura oficial debe expresar.

Kim Jong Un EXECUTES new airport architect – because he didn’t like the design

– via mirror

1434624737_034620_1434625566_album_normal.jpg

La rocambolesca historia de AZCA

Algo que no menciona este interesante carrousel-historia que publica el pais hoy acerca de la historia de AZCA, la zona comercial y distrito financiero por excelencia de la capital española, es el significado del acrónimo.

No te hagas ilusiones, no hay mucha historia detras del nombre se limita al completamente anodido acrónimo de:
Asociación mixta de compensación de la manzana A de la Zona Comercial del Paseo de la Castellana.

Por AZCA pasan cada día 120.000 peatones, 25.000 de ellos empleados de alguna de las 500 empresas y 180 comercios que componen el centro comercial. Además, tienen allí su vivienda unos 4.300 vecinos. “Una microciudad dentro de Madrid, con pasadizos misteriosos, tráfico subterráneo, parques, paseos, tiendas y rascacielos”, como la definió en este diario el escritor Andrés Ibáñez. Ocupa 19 hectáreas entre el Paseo de la Castellana, Raimundo Fernández Villaverde, Orense y General Perón.

– via EL PAÍS

hatttip: Felipe Asenjo.

La rocambolesca historia de AZCA

Algo que no menciona este interesante carrousel-historia que publica el pais hoy acerca de la historia de AZCA, la zona comercial y distrito financiero por excelencia de la capital española, es el significado del acrónimo.

No te hagas ilusiones, no hay mucha historia detras del nombre se limita al completamente anodido acrónimo de:
Asociación mixta de compensación de la manzana A de la Zona Comercial del Paseo de la Castellana.

Por AZCA pasan cada día 120.000 peatones, 25.000 de ellos empleados de alguna de las 500 empresas y 180 comercios que componen el centro comercial. Además, tienen allí su vivienda unos 4.300 vecinos. “Una microciudad dentro de Madrid, con pasadizos misteriosos, tráfico subterráneo, parques, paseos, tiendas y rascacielos”, como la definió en este diario el escritor Andrés Ibáñez. Ocupa 19 hectáreas entre el Paseo de la Castellana, Raimundo Fernández Villaverde, Orense y General Perón.

– via EL PAÍS

hatttip: Felipe Asenjo.

main-clesa

CONCURSO DE IDEAS PARA LA REHABILITACIÓN DE LA NAVE PRINCIPAL DE LA ANTIGUA FÁBRICA DE CLESA EN MADRID DE ALEJANDRO DE LA SOTA.

Alejandro de la Sota proyectó la Central Lechera CLESA en 1961 siendo uno de las obras icónicas de la  arquitectura industrial moderna, pionera en la península en el uso de estructura de hormigón pretensado para obtener un mayor espacio diáfano.

La empresa inmobiliaria Metrovacesa, con la colaboración del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, convoca un concurso de ideas para la rehabilitación de la nave principal así como de su entorno inmediato. Una gran oportunidad para intervenir en una obra singular.

La propuesta  debe presentar un nuevo  programa con la implantación de nuevos usos compatibles con el planeamiento impulsado por el Ayuntamiento de Madrid.

Con la finalidad de no coartar la creatividad y facilitar durante el concurso la libre expresión de planteamientos arquitectónicos originales y soluciones programáticas y constructivas acordes a este tipo de intervenciones se establece un reducido número de condicionantes y limitaciones en las bases del concurso.

Tres premio en metálico y dos accésits sin dotación económica:

Un Primer Premio dotado con 10.000 euros.

Un Segundo Premio dotado con 5.000 euros.

Un Tercer Premio dotado con 3.000 euros.

Del mismo modo, la propuesta ganadora podría llevar a cabo la realización del proyecto básico y de ejecución, así como la dirección facultativa, siempre y cuando la empresa Metrovacesa, propietaria del inmueble, así lo decidiera.

Se fija el 1 de Octubre como plazo de entrega de la propuesta y hasta el 21 de Julio para la realización de consultas. Si estás interesado en participar y deseas visitar está fantástica obra de la arquitectura y la ingeniería debes enviar un correo a la Secretaria del Concurso antes del 30 de Junio.

main-clesa

JMC_for_Web.jpg

Jose María de Churtichaga Vicedecano de Miami University

A partir del próximo “Term” la Universidad de Miami
estrena vicedecano y director del programa de Master: José María de Churtichaga.

El arquitecto madrileño, Ex-vicedecano de la IE Univesity y visiting Frank O Gehry Chair de la universidad de Toronto, se muda a Florida para hacerse cargo de la parte académica de la Escuela de arquitectura.

image001

Arquitectura y Propiedad Intelectual 3 [Límites a los derechos de explotación ]

        

image001

                                         

Límites a los derechos de explotación 

O de cuándo se puede utilizar la obra ajena sin solicitar autorización del autor.

En nuestra anterior entrega fueron analizados los derechos económicos que acompañan a la producción arquitectónica y cómo la explotación de tales derechos no está en manos de aquel que adquiere el soporte, ya sea la documentación de un proyecto o una obra construida, sino del autor o del titular convenido de los derechos de propiedad intelectual.

Tras la descripción de tales derechos, toca ahora fijarse en sus límites y excepciones pues construyen un espacio de frustración y de oportunidad a partes iguales apto para explorar los contornos de la ley. De hecho, este espacio en el que los derechos de explotación no pueden ejercerse supone en ocasiones una merma del control del arquitecto sobre su trabajo y en otras un espacio para la libertad a la hora de manejar citas y trasponer recursos proyectuales a su obra.

Lo cierto es que las excepciones a los derechos de propiedad intelectual permiten precisamente que estos no sean ilimitados y con ello abren la puerta al uso consciente y responsable de producciones ajenas en aquellos casos en que la lógica de las circunstancias lo aconseje y no vaya en contra de la normal explotación de los derechos del autor o cause un perjuicio injustificado a sus legítimos intereses.

Este entorno tiene especial importancia en el campo de la arquitectura en tanto profesión creativa en la que existe un intenso contacto con otras creaciones en el propio proceso de proyecto, no existiendo en muchos casos una conciencia clara de cuándo y cómo puede utilizarse el trabajo ajeno, desde la literatura profesional hasta la obra construida, todas ellas fuentes legítimas del proceso creativo de la misma forma que un artista maneja la historia del arte, sus logros y referencias de manera visible.

Debe saberse que las excepciones a los derechos de autor están legalmente tasadas y deben ser interpretadas de forma restrictiva en un contexto legal que ya se muestra de antemano especialmente protector con el autor y no muy consciente de los cambios que Internet ha operado en el libre acceso a contenidos protegidos.

La excepción sin duda más discutida es la llamada copia privada, la cual regula el derecho de una persona física a realizar copias de las obras por ella adquiridas para su uso personal – no profesional ni empresarial y sin fines directa ni indirectamente comerciales- siempre y cuando la obra esté previamente divulgada y se haya accedido al ejemplar de forma legal. La arquitectura parece ser ajena a esta excepción cuando hablamos de proyectos y obras construidas, sin embargo es conocido que la actividad de los arquitectos está diversificándose en proporciones geométricas y cada día son más los trabajos realizados en los que sus obras tienen carácter investigador, teórico o documental. Pues bien, una copia privada de tales materiales será legítima, si bien estará sujeta al pago de un canon que antaño se cargaba en el precio de cualquier soporte idóneo para la copia -discos duros, fotocopiadoras, etc.- y hoy se obtiene de los presupuestos generales del Estado para su posterior reparto a las entidades de gestión que lo abonarán, a su vez, a los autores inscritos.

La segunda excepción que merece una cita es la que regula cómo el autor, obedeciendo a la lógica de las circunstancias, deberá permitir la utilización de su obra con ocasión de informaciones de actualidad o con fines de seguridad pública, para el correcto desarrollo de procedimientos administrativos, judiciales o parlamentarios o en beneficio de personas con discapacidad, cuando estos actos de utilización carezcan de finalidad lucrativa.

De particular importancia resulta en un sector en el que la investigación tiene una presencia vital y se alimenta de constantes referencias, el derecho de cita según el cual se declara la licitud de la inclusión en una obra propia de fragmentos de otras ajenas con fines docentes o de investigación para su cita, análisis, comentario o juicio crítico si bien, como es lógico, habrá que indicar la fuente. La investigación como límite a los derechos de autor es contemplada de nuevo por el legislador en actividades de investigación y préstamos de obras por parte de museos, archivos, bibliotecas, hemerotecas, fonotecas o filmotecas con titularidad pública o que pertenezcan a entidades de instituciones docentes integradas en el sistema educativo español.

Por lo demás, la parodia constituye un límite a los derechos de autor presente también en otras áreas del derecho como límite a los derechos de imagen -“caricatura”- o de marca. Así, cualquier obra -y, por tanto, la arquitectónica en sus más diversos formatos- podrá ser objeto de target parody lo que tendrá como finalidad la imitación burlesca de la propia obra y de weapon parody, utilizándose en este caso la obra para burla o crítica fuera de elementos o conductas ajenas. Son numerosos los casos –desde Le Corbusier hasta Bjarke Ingels pasando por Venturi- en los que la parodia de obras ajenas se ha utilizado para lanzar manifiestos propios.

Por último, debe hacerse mención a un límite o excepción expresamente dirigido a la obra arquitectónica y que causa no poco asombro entre nuestros clientes arquitectos cuando deben enfrentarse a ella. Se trata de un límite del derecho que sostiene que las obras situadas permanentemente en parques, calles, plazas u otras vías públicas pueden ser reproducidas, distribuidas y comunicadas libremente por medio de pinturas, dibujos, fotografías y procedimientos audiovisuales. Si bien el tenor literal de la excepción parece dejar escaso espacio para la duda, esta supuesta libertad a la hora de usar la obra arquitectónica sin contar con el autor merece, como casi todo en derecho, de ciertas matizaciones.

Así, en primer lugar, debe entrarse en la discusión de una realidad en la que el punto de partida es que el fotógrafo cuyo objetivo reproduzca la obra arquitectónica generará los correspondientes derechos de propiedad intelectual sobre su obra -diferentes según una matización delicada que establece la ley entre “obra fotográfica” y “mera fotografía”, pero derechos al fin y al cabo-, lo que no ocurrirá con el autor de la obra arquitectónica que, situada en la vía pública, estará libre de derechos. La lógica de esta excepción es la existencia de  espacios públicos que otorgan a la obra de arquitectura una función específica de manera que dicha obra queda integrada en ellos de manera inherente, lo que no impide que sea discutible esta sustancial diferencia entre los distintos derechos generados en unos y otros.

Ahora bien, que la obra se encuentre situada en un lugar público no implica un abandono absoluto de sus derechos de explotación, los cuales operarán pese a la excepción en determinadas circunstancias. Así, no parece legítimo que terceros concurran con el autor en la explotación económica de la obra si lleva aparejada ánimo de lucro en cuyo caso será necesaria la obtención de la correspondiente autorización del arquitecto.

Analizar en qué casos no opera la excepción será una cuestión casuística si bien no es atrevido decir a título de ejemplo que el merchandising de una obra arquitectónica no debe entenderse amparado por la excepción en cuyo caso los derechos de explotación, salvo cesión operada al efecto, estarán en manos del titular de derechos.

En cualquier caso, la aplicación de los límites a los derechos de autor estará regulada por la llamada “regla de los tres pasos”, según la cual los límites no pueden causar un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del autor ni ir en detrimento de la explotación normal de las obras. Dicha regla de los tres pasos se relaciona en ocasiones con la doctrina del fair use cuyo origen en el derecho anglosajón ampara aquellos usos que pueden considerarse honrados. Entre ellos, doctrina y jurisprudencia parecen dar cabida últimamente a usos menores -“pastiche”- pues aun cuando los límites al derecho de autor deban interpretarse restrictivamente, excluyen de la esfera de los derechos de exclusiva aquellas actuaciones que resultaran inocuas para el autor de la obra -usos menores como la inclusión de una obra en un collage-.

 

 

ENGLISH

Limitations of exploitation rights.

From which point may the work of others be used without the requirement for authorisation from the author.

In our last instalment we analysed the economic rights which go hand-in-hand with architectural production and how the exploitation of such rights is not down to the party acquiring the material medium, whether project documentation or constructed works, but to the author or agreed owner of the intellectual property rights.

Having described said rights, we now turn our attention to the limitations and exceptions thereof, since they provide both a source of frustration and opportunity in equal measure, allowing us to explore the limitations of law. On the one hand, the areas in which the exploitation rights may not be exercised entail a reduction in the architect’s control over his work. On the other hand, this provides freedom with regards to using references and including the work of others in his own piece.

What is true is that the nuances and exceptions of exploitation property rights mean that they are not unlimited. Thus, they open the door to the conscious and responsible use of others’ productions in cases whereby the logic of the circumstances advises such and does not go against the normal exploitation of authors’ rights or causes unjustified damage to their legitimate interests.

This situation holds special importance in the field of architecture insofar as it being a creative profession in which there is a very close relationship with other creations during the project process. In many cases, there is a lack of clear awareness with regards to how and when others’ work may be used, from written materials to the constructed works, all of which are legitimate sources of the creative process in the same way that an artist uses the history of art as well as its achievements and references in a visible manner.

It should be noted that the exceptions to author rights are lawfully limited and must be interpreted restrictively in a legal context. This has previously shown to be especially protective with regards to the author and lacking in awareness of the impact of the internet in relation to free access to protected content.

The most debated exception is the so-called private copy, which regulates a physical person’s right to make copies of works acquired thereby for their own use, provided that the works have been previously showcased and that the original copy has been accessed in a lawful manner. With regards to projects and constructed works, architecture appears to fall outside of this exception. Nevertheless, it is well known that architects’ activity is diversifying in geometric proportions, with the number of investigative, theoretical or documentary works growing each day. Thus, a private copy of such materials would be legitimate, although subject to the payment of royalties as traditionally charged in the price of any type of medium suitable for copying – hard disks, photocopiers, etc. -. Nowadays, such royalties are obtained from the General State Budgets for their subsequent distribution to the collecting societies who shall pay them, in turn, to the registered authors.

The second exception to warrant a mention is that which regulates how the author, in observing the logic of the circumstances, must allow the use of his work in instances where there is reporting on current affairs, for the purposes of public safety, for the correct execution of administrative, judicial or parliamentary proceedings or for the benefit of the disabled, when said use does not entail profit making.

The right of quotation is of particular importance in a sector where research has a significant presence. Said right declares the inclusion of elements of other works for teaching or research purposes – for quoting, analysis, commentary or critique – to be lawful. However, as is logical, the source must be cited. Research as a limitation of author rights is also considered by the Law-makers with regards to research activities and the loan of works by museums, archives, libraries, newspaper archives, sound archives or film archives owned by the public or belonging to teaching institutions integrated into the Spanish education system.

Moreover, the concept of parody constitutes a limitation to author rights which is also present in other areas of law as a limitation of branding or image rights – “caricature” -. Thus, any piece – and therefore, architecture in its widest sense – may by subject to target parody, aimed at mimicking the original piece in order to make fun of it, and weapon parody, using the piece to mock or criticise third parties works or attitudes. There are numerous cases – from Le Corbusier to Bjarke Ingels, to Venturi – in which the parody of others’ work has been used to deliver personal manifests.

Lastly, a limitation or exception specifically directed at architectural works, and which causes great amazement when faced by our architect clients, certainly deserves a mention. We are talking about a limitation of the right which maintains that all works permanently situated in parks, streets, squares or other public spaces may be reproduced, distributed and freely communicated through paintings, drawings, photographs and audiovisual recordings. Although the literal content of the exception appears to leave little room for doubt, such supposed freedom when it comes to using the architectural piece without the author’s blessing – as with almost everything in law – entails certain nuances.

Firstly, we must enter into the debate beginning with the point that the photographer whose objective is to reproduce the architectural piece shall generate the corresponding intellectual property rights over the image – which shall be different according to a subtle nuance establishing the regulation between “photographic works” and “simple photography” -. However, this is not the case for the author of the architectural piece which, located in a public space, shall be free of rights. The rationale behind this exception is the existence of a number of public spaces which grant the architectural piece a specific function since said work is integrated into such spaces as an intrinsic part thereof, rendering the substantial difference between the rights generated for photographers and architects rather debatable.

Nevertheless, the fact that the work is located in a public place does not imply the abandonment or entire waiving of its exploitation rights, which shall remain in force despite exceptions in certain circumstances. Thus, it does not seem lawful for third parties to share the use of the work with the author if the former is able to make a profit from it. In such case, it shall be necessary to obtain the corresponding authorisation from the architect.

Analysing the cases in which such exception would not come into play would be a casuistry question. However, saying that the merchandising of an architectural piece must not be considered protected by this exception is not a bold suggestion. In such case, the exploitation rights, unless assigned, shall remain in the hands of the rights’ holders.

In any case, the application of the limitations to the authors’ rights shall be regulated by the so-called “three-step rule“, according to which such limits may not cause unjustified damage to the legitimate interests of the author or go against the normal exploitation of the works. Said three-step rule is sometimes related to the fair use doctrine whose origin in Anglo-Saxon law protects any uses which may be considered honest. Among those, doctrine and case law appear to include minor uses – “pastiche” -, as even though the limitations of the author’s right should be interpreted in a restrictive sense, they protect innocuous uses – minor uses such as the inclusion of works in a collage -.

 

1435060988_featured.jpeg

Arqui- MasterChef [#arquitectocomegamba ]

El popular programa de cocina, tiene en su edición número 12 que se celebra en el Guggenheim de Bilbao como jurado a 25 arquitectos del panorama nacional como Ramón Esteve, Rafael de la Hoz, Emilio Tuñón, María José Aranguren, José González Gallegos o José Smith,

Será nada menos que la semifinal en la que los últimos 6 participantes del concurso tendrán que alimentar a los exigentes arquitectos. Te dejo un avance del que promete ser un programa divertido.

untitled.jpg

http://www.rtve.es/television/20150616/masterchef-3-avance-del-programa-12-semifinal/1160420.shtml

Allí los invitados serán 25 arquitectos de gran prestigio, como Rafael de la Hoz, Emilio Tuñón, María José Aranguren, José González Gallegos o José Smith, entre otros. Los ganadores de esta prueba no sólo se convertirán en los primeros finalistas del programa, sino que tendrán el honor de asistir a una MasterClass de Eneko Atxa, chef del restuarante Azurmendi (Larrabetzu, Bizcaya) con tres estrellas Michelin.

untitled.jpg201506231433.jpg

 

 

La lista completa no la tenemos, pero esta tarde el twitter promete estar calentico como vaticina JM Echarte.

1435057829_featured.jpeg

And the Guggenheim goes to… Moreau Kusunoki Architectes

La oficina parisina Moreau Kusunoki, ha sido finalmente la ganadora del concurso para el museo Guggenheim de Helsinki, liderada por Nicolas Moreau y Hiroko Kusonoki, (francés y japonesa) la propuesta basada en pabellones interconectados de madera negra, ha sido la vencedora por decisión unánime.

El jurado ha destacado la versatilidad de la planta organizada en base a pabellones conectados con diversas orientaciones y relaciones con la ciudad, unidos por una torre que otorga una vision.

The scheme proposed a collection of linked pavilions, each orientated to respect the city grid, and anchored by a lookout tower. The building would cohere around a covered street landscape that expanded and contracted according to its interaction with the discrete pavilions and is animated by different activities. The Jury found the design deeply respectful of the site and setting, creating a fragmented, non-hierarchical, horizontal campus of linked pavilions where art and society could meet and inter-mingle. The connections between the pavilions have been well considered to permit a continuous gallery experience, if required.

The waterfront, park, and city each had a dialogue with the building yet the forms and materials were distinctive and contemporary, without being iconic. The drawings were imbued with a sense of community and animation that matched the ambitions of the brief to honour both the people of Finland, and the creation of the museum of the future.

It was recognized that further work would be needed to resolve vertical circulation, use of the main terrace, and the construction of the roof, but these issues were considered to be a normal part of design development, and the Jury had confidence in the strength of the design concept. The concept is extremely flexible and is designed to embrace evolving urban, museum, and technological requirements.

Después de haber trabajado para Shigeru Ban, Sanaa y Kengo Kuma, ambos se mudan de tokio a paris para abrir la sede de kengo kuma en 2008, tres años después en 2011 establecen la joven oficina en la misma Paris.

Notable projects undertaken by Moreau Kusunoki Architectes include the Théâtre de Beauvaisis in Beauvais, the House of Cultures and Memories in Cayenne, the Polytechnic School of Engineering in Bourget-du-Lac, and the plaza for the Paris District Court (designed by Renzo Piano) at the Porte de Clichy.

 

[code language=”html”]
[/code]

 

untitled.jpg

1434988064_featured.jpeg

Los finalistas del Guggenheim Helsinki

Mañana se hace público el ganador de uno de los concursos más populares de la historia, el museo Guggenheim de Helsinki, de los 1715 participantes se redujo a los 6 finalistas, que podrán dejarde morderse las uñas.

Después de la segunda fase en donde a los 6 equipos (ningún starchitect por cierto) se les pidió mediante 55,000 dolares que desarrollaran un poco más sus propuestas. El vencedor se lleva 100,000 dolares y el contrato.

Como recordarás, hay dos equipos españoles entre los 6,

  • Fake Industries Architectural Agonism (Cristina Goberna, Urtzi Grau), Jorge Lopez Conde, Carmen Blanco and Alvaro Carrillo (Nueva York, Barcelona, Madrid y Sydney)
  • SMAR – Fernando Jerez (Madrid . Australia)
  • agps architecture ltd. (Zurich, Los Angeles)
  • Asig Khan Ltd (Londres)
  • Haas Cook Zemmrich STUDIO2050 (Stuttgart)
  • Moreau Kusonoki (Paris)

 

Pero antes de la deliveración de Mark Wigley, Jeanne Gang, Juan Herreros y el resto del jurado, repasemos a los anónimos contrincantes (aunque conocemos sus nombres, no sabemos qué propuesta corresponde a qué estudio).

Te adjunto además de la imagen principal un link directo al dossier que cada equipo presentó con el proyecto. Un valioso documento que no suele hacerse público.