Tag Archives: yorokobu

Beyond_the_Motor_City.jpg

Arrecife Urbano [hartículo]

Con motivo de reflexionar acerca de otro de los problemas de la arquitectura en la actualidad: el l abandono de las ciudades industriales, la revista Yorokobu Invitó para su número de Junio éste verano a una serie de personajes a que participaran con un pequeño artículo acerca de la ciudad de Detroit. Tuve la fortuna de ser invitado por el equipo editorial de la revista y éste es el artículo que envié. Una pequeño escenario imaginario acerca de la desarquitecturalización.

Arrecife Urbano

Beyond_the_Motor_City.jpg

Abril 2010. Costa de Louisiana. (USA)

La costa de Louisiana, en el norte del Golfo de México alberga más de 4500 plataformas petrolíferas, diseñadas y construidas para resistir durante más de 100 años en altamar, inmersos uno de los medios más corrosivos y destructivos. Difícilmente suelen llegar a usarse tanto tiempo.

Con el paso de los años, esta zona del lecho marítimo que no albergaba ningún tipo de vida marítima digno de tomar en cuenta, se ha visto modificada por la intervención humana: los pilotes que soportan las plataformas petrolíferas ofrecen un estable basamento para que bancos de coral se establezcan, y permitan la proliferación de nuevos tipos de ecosistemas, inexistentes en esas latitudes submarinas previamente.

Quizá debía ser tiempo de pensar en acciones similares a una escala que realmente tenga un impacto. Si por un momento nos paramos a pensar en declarar a la ciudad entera de Detroit en el primer arrecife terrestre, un enclave protegido y de alguna manera motivado para que especies animales y vegetales lo reclamen, que pudieran aprovecharse de la intervención humana para establecerse, las ruinas de una ciudad como un elemento ecológico que fomenta el asentamiento de especies que en peligro y otras no tanto. Una reserva artificial protegida.

Abril 2110. Rivera del Lago Santa Clara (Canadá)

Debajo del Michigan Opera Theatre han establecido su morada de hibernación una familia de osos pardos, precisamente donde fué el escenario y en la corniza del edificio Guardian Building, un águila calva cría a sus polluelos mientras por el Fisher Freeway un rebaño de alces se dirige hacia lo que fue la fábrica Ford Motors Company, donde hoy en día se localiza el denominado el lago Ford, para beber seguros.

Mientras tanto del otro lado del rio, en Windsor, Canada han comenzado a aparecer hoteles y en las terrazas de los edificios se amontona la gente con prismáticos digitales, se ha creando una incipiente industria turística, basada en el esoterísmo, la holistica y la apreciación de la naturaleza.

Sobre el río un billboard reza “Wellcome to Detroit. 400 km2 of living diorama the nature claim over the human actions”. Es parque nacional más visitado desde la lamentable desaparición de Yellowstone.

Edgar Gonzalez 04/2010